miércoles 8/12/21

La principal preocupación de los vecinos es la posibilidad de que lleguen olores al pueblo

Un grupo de representantes de los vecinos de Arcos se reunían ayer con personal de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil para conocer los beneficios y desventajas de ubicar la Estación Depuradora de Aguas Residuales —EDAR— en la zona del llano de Arcos. «Estaría muy próxima. Hay casas que se encuentran a 300 metros. Como consecuencia de los vientos de la zona, todos los olores irían para el pueblo», explicaba a través de un comunicado la Asociación de Vecinos de San Lourenzo de Arcos hace unos meses.



Esos hedores eran el principal motivo del desacuerdo, sobre todo por el temor que tenían a la cantidad de empresas de los alrededores que verterían ahí sus residuos. «Nos explicaron que estas tienen la obligación de tratar previamente sus lodos antes de que vayan al colector general, eso está recogido así por la Ley. En ese sentido, que no tengan miedo», asegura el alcalde de Vilamartín, Enrique Álvarez.

Eso sí, debido a su posible ubicación será necesario un compromiso de mantenimiento continúo «sino, claro que dará olores. Pero lógicamente el concello y Aqua Ourense tenemos que adquirir ese compromiso». Ahora, falta esperar a la reunión de los vecinos donde se les explicará lo tratado «y si están de acuerdo, se pondrá ahí en el momento que la Confederación firme el pacto de cubrir el 90% del gasto».

Imagen de archivo

Si desea escuchar al entrevista completa, pinche en el siguiente enlace:

La EDAR de Arcos se ubicará, si la mayoría de vecinos quiere, en el llano