domingo. 29.01.2023

Nuevo episodio en el litigio entre el concello de Trives y su secretaria, Milagros Calvo. El equipo de gobierno ha aclarado, a través de nota de prensa, la situación jurídica actual de la secretaria municipal. El alcalde Francisco José Blanco ha destacado que la sentencia que señala que la funcionaria podrá incorporarse a su puesto de trabajo no es firme.

Cabe recordar que ambas partes están a la espera de que el Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo resuelva un recurso que la funcionaria presentó contra una sanción disciplinaria de año y medio de suspensión de funciones. Ahora la Audiencia Nacional ha estimado que la secretaria puede incorporarse a su puesto de trabajo a la espera de la sentencia final. Un hecho que Calvo dio a conocer a través de un escrito registrado en el concello exigiendo su inmediata incorporación. “Ameaza e coacciona o libre exercicio da acción de gobernó e dos demais cargos electos, aducindo unha falsa nulidade tanto na celebración do pleno como das resolución que este adopte, si se desenrola sen a súa presenza”, señalan desde el equipo de gobierno.

Añaden que, de conformidad con el artículo 89.3 de la Ley 29/1998 de 13 de julio, la sentencia no es firme y que los servicios jurídicos del concello ya estudian la viabilidad “da inmediata interposición de recurso de casación contra dita sentenza”, advierten. Por lo tanto, señalan desde el equipo de gobierno, que al no ser firme la sentencia y en el plazo de 30 días hábiles poder interponer recurso de casación, la misma no es ejecutable.

Así, en el día de hoy se celebrará la sesión plenaria a las 12.00 horas con el secretario enviado desde la Diputación de Ourense. “A pesares dos intentos da funcionaria suspendida, de que por parte da Deputación Provincial se deixara sen efecto o nomeamento circunstancial dun habilitado para asistir ao pleno, o ente provincial, compartindo o criterio do concello, mantén a comisión circunstancial para a sesión plenaria”, destacó.

La secretaria de Trives no podrá ejercer hasta que la sentencia no sea firme