domingo. 25.02.2024

O Bolo y A Veiga son dos de los concellos de la comarca de Valdeorras que ofrecen un mayor número de rutas y leyendas por las que nos llevaran nuestros pasos

Hoy nuestros pasos y rutas nos llevan a los concellos de O Bolo y A Veiga, donde la magia de Valdeorras se siente con un fulgor especial y la naturaleza, la magia y la leyenda se dan la mano.

Santuario de As Ermitas

Por el santuario

Nuestra ruta, de casi 17 kilómetros y circular, parte desde la aldea bolesa de Santa Cruz  para continuar hasta O Cruceiro, donde veremos las últimas imágenes del Viacrucis de As Ermitas.

Siguiendo las imágenes, pero en sentido inverso al viacrucis, llegamos al hermoso santuario de As Ermitas. Desde allí bajamos hasta el río Bibei donde se han acondicionado  dos molinos y una pequeña playa fluvial. Tomamos camino hacia O Bolo subiendo una montana.

Hasta llegar a Valbuxán el trayecto es siempre ascendente y tendremos que salvar un fortísimo desnivel de más de 350 metros de altitud.



Leyendas en A Veiga

La siguiente ruta es una de las muchas que se encuentran en A Veiga, en concreto en A Ponte. Una ruta circular de 14 kilómetros. El recorrido comienza frente a la Iglesia de Santa María Madalena y pasa junto a la antigua casa-escuela, convertida en Centro de Visitantes de la ZEC Pena Trevinca. Enseguida se bifurca la senda: de frente se puede ascender al monte O Fial y a la Lagoa da Serpe (Laguna de la Serpiente); a la derecha la subida será más suave y alcanza antes la Lagoa de Ocelo.

Laguna en Peña Trevinca

Optando por esta segunda opción el itinerario asciende por una pista hasta alcanzar el vallado metálico del coto cinegético de Xares. La pista ancha continúa hasta la Lagoa de Ocelo (1.510 m). Luego, una estrecha senda de montaña en dirección este que bordea la falda del monte O Fial, alcanza la Lagoa da Serpe, relacionada con diversas leyendas.

Para regresar, se gana altura por un camino empinado hasta un magnífico mirador sobre la propia laguna. La ruta sigue unas roderas que suavemente alcanzan la redondeada cumbre de O Fial (1.841 m), lugar desde donde observar toda la Sierra de Trevinca y los valles del Xares y del Bibei. El descenso a A Ponte se realiza por la pista de Pena Ferro y el camino de As Calellas.



Leyendas y pasos