miércoles 19/1/22

La Comisión de Fomento del Congreso aprobó ayer continuar impulsando la A-76 que unirá Ponferrada y Ourense. Esta era una Proposición No de Ley del  Grupo Parlamentario Popular que pedía ratificar el compromiso de la Cámara Baja con la “necesidad de continuar impulsando las actuaciones necesarias para que se haga realidad el proyecto de autovía A-76 entre Ourense y Ponferrada”, destacó el diputado Celso Delgado.

En la votación, la iniciativa obtuvo el respaldo de los 31 diputados de PP, PSOE y Ciudadanos, se abstuvieron cuatro (ERC, DL, Compromís y PNV) y votaron en contra los ocho diputados de En Marea-Podemos.

Delgado  recordó que esta vía, con una longitud total de 125 kilómetros y que tiene un presupuesto estimado de 1.110 millones de euros, es prioritaria para la vertebración de los territorios. Según dijo, “el proyecto de la autovía A-76 entre Ourense y Ponferrada es de gran importancia para la mejora de las comunicaciones entre Castilla-León y Galicia, siendo hoy la primera prioridad avanzar en el tramo entre Valdeorras y El Bierzo”.

El diputado  subrayó que, en la pasada  Legislatura, la A-76  fue incluida por el Gobierno en el Plan de Infraestructuras, Transporte y Vivienda. Además, recordó que el tramo entre Villamartín de la Abadía y Requejo y el que unirá A Veiga de Cascallá con O Barco cuenta con proyecto en redacción desde finales del 2014, mientras que el otro, Requejo-A Veiga de Cascallá, tiene licitada la redacción del proyecto desde el 2 de abril del presente mes.

Por su parte, desde Ciudadanos calificaron esta petición como electoralista aunque se mostraron a favor de ella. Ramón Luis Molinaray, diputado de Ciudadanos pidió conocer la viabilidad socio económica del proyecto

Alexandra Fernández, de En Marea-Podemos, se opuso frontalmente a esta autovía argumentando “que no estaba justificada por intensidad de tráfico” y asegurando que “bastaría con mejorar la carretera N-120”. Añadió que esta carretera provocaría despoblación, desestructuración social y económica y no favorecería a las áreas intermedias, así como que no supondría ningún ahorro en tiempos de desplazamiento. Concluyó Fernández pidiendo expresamente “la paralización de todo lo adjudicado y en fase de licitación”.

Por otra parte, el BOE del pasado sábado daba  a conocer que Fomento ha contratado la rehabilitación del firme en puntos de la  N-120 y de la  N-536 a su paso por la provincia de Ourense  En concreto estas obras incluirán actuaciones en el asfaltado de los puntos kilométricos   438+300 y 472+800 de la N-120 y en los  33+800 y 51+960 de la N-536.

La empresa que realizará la obra será Construcciones Taboada y Ramos SL. El presupuesto  base de licitación supone un montante total de 241.997,60 euros.

La Comisión de Fomento se compromete con la Autovía entre Ourense y Ponferrada