miércoles 19/1/22

El sábado el Sil está de aniversario. Y es que el descenso de este río, uno de los actos tradicionales de las fiestas del Cristo cumple 50 años y lo hace con participantes del más alto nivel. Así, entre los piragüistas estarán Christian Toro, ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en la modalidad de K2 200 metros.

También estarán paleando en la aguas del Sil, Pablo Andrés, quien fuera campeón del mundo en 200 metros y record mundial en K1 relevos y David Mosquera ganador de varias medallas a nivel mundial. Guillermo Fidalgo, quien quedó en el séptimo puesto en el último Campeonato del Mundo de descenso de Aguas Bravas también estará en el Descenso del Sil.

En total, según señalaron desde la organización serán 350 palistas los inscritos, provenientes de 36 clubes. Cifras similares a la de pasados años y que permiten realizar una “buena regata” como dicen desde la organización.

Por otra parte, desde el área de Deportes del Concello de O Barco informan del traslado de los actos que están previstos para la tarde de hoy, a la zona de la Playa Fluvial del Malecón.

Los actos estaban previstos para celebrarse en el Teatro Lauro Olmo pero, por motivo de un mitin electoral, se trasladarán al aire libre. Será a las 21.00horas cuando comiencen los actos con una presentación de un video titulado “50 años del Descenso del Sil”, que recoge la historia de esta prueba, desde su nacimiento hasta el día hoy. También se harán homenajes especiales a las personas que fueron significativas en este evento deportivo y se inaugurará una exposición de carteles titulada Descenso del Sil, 50 años. Se trata de una lona de grandes dimensiones en la que se recogen todos los carteles archivados de este evento, y que permanecerá expuesta en la fachada del Teatro Lauro Olmo durante las fiestas del Cristo.

Por último, se celebrará una gran xuntaza de piragüistas barquenses que participaron, de manera oficial, en alguno de estos 50 años. El objetivo es intentar reunir a todas las generaciones posibles en torno a este evento, inmortalizarlo y hacerles entrega de un detalle conmemorativo.

El 50 descenso del Sil alcanzará niveles olímpicos