domingo. 07.08.2022
portada

Somos Comarca ha estado con Javier Cid, gerente de Ambulancias Sil, para hablar de los desfibriladores instalados en varios puntos de varios concellos como O Barco, Rubiá, Vilamartín, A Rúa, Trives, Manzaneda....  Cid, además, nos ha hablado de los cursos de formación impartidos en dicha localidad con el objetivos de preparar a la población y enseñarles cómo reaccionar ante un caso de parada cardíaca.

Somos Comarca: Hace unos meses se tomó la decisión de equipar al Concello de O Barco con estos desfibriladores, que se instalaron en distintos puntos de la villa. ¿Por qué es tan importante la colocación de estos desfibriladores en O Barco y cómo se utilizan?

Javier Cid: La decisión de colocar estos desfibriladores es importante porque al final lo que intentamos es salvar vidas en caso de que se produzca una parada cardíaca en establecimientos públicos. El concello, y en este caso el concejal Orlando Saavedra,  aprovechó una iniciativa que sacaba la Diputación Provincial, que ayudaba a la adquisición de estos desfibriladores para ayuntamientos de menos de veinte mil habitantes.

SC: ¿Cómo funcionan estos desfibriladores?

JC: Lo que hacen es dar una descarga. Los aparatos analizan el ritmo cardíaco del paciente y en caso de que se produzca una fibrilación ventricular, que se produce en casi todas las paradas cardíacas, es el elemento indispensable para revertir esa desfribilación y recuperar esa parada cardíaca.

SC: ¿Puede utilizarlos todo el mundo?

JC: En principio la desfibrilación en Galicia se regula por un Real Decreto, que indica que para poder usarlo tenemos que haber recibido formación. Ya hay unas 50 o 60 personas en O Barco que ya pueden usar un desfibrilador. De todas formas, en la Consellería del 061 están preparando una nueva normativa para usar el desfibrilador en la que ya no va a ser obligatorio tener el curso. En teoría está indicado que las personas que están formadas deben ser las que lo usen, pero ahora cualquier persona podrá usar el desfibrilador, en cuánto publiquen en DOGA el decreto. Pero siempre siguiendo las recomendaciones telefónicas del 061. Nosotros recomendamos que ante una emergencia sanitaria se llame siempre al 061, ya que siempre hay médicos y enfermeros en su sede de coordinación en Santiago de Compostela que nos darán las indicaciones necesarias para ir actuando mientras ellos van movilizando a los servicios de emergencias. Es importante no tener miedo, el 061 nos indicará cómo actuar hasta que lleguen los profesionales.

SC: Vosotros ya habéis impartido cursos de formación

JC: Sí. Son cursos muy sencillos, de unas ocho horas de duración, donde se enseñan técnicas de reanimación cardiopulmonar y el uso y manejo del desfibrilador.

SC: ¿Y cómo ha sido la participación en estos cursos?

JC: Pues sorprendentemente ha habido muchísima gente que ha estado interesada en hacerlo. Sobre todo gente relacionada con el deporte. Hemos formado a monitores, conserjes, responsables de entidades deportivas…

SC: ¿Cuál es la edad mínima para la utilización de desfibriladores o para recibir estos cursos de formación?

JC: En teoría la normativa autonómica dice que tenemos que tener  18 años para recibir esta formación. Pero como he dicho la normativa está cambiando y nosotros entendemos que los primeros auxilios es algo que ya se debería empezar a impartir en el colegio, por lo menos las maniobras de reanimación, los masajes cardíacos. Y el uso del desfibrilador es algo muy sencillo, yo creo que a partir de los 12 o 14 años ya podría utilizarlo cualquier persona.

SC: ¿Cómo funciona exactamente este tipo de desfibriladores semiautomáticos (DESA)?

JC: Es un aparato muy sencillo y muy ligero. Tiene unos parches, unos electrodos, que se colocarían en el pecho del paciente inconsciente y lo que hace el aparato es analizar el ritmo cardíaco. Solamente si detecta que hay presencia de una fibrilación ventricular, que es una arritmia maligna, avisará al reanimador que presione un botón y dará una descarga. El sistema es muy seguro, no da descargas a demanda ni puede descargar sólo.

SC: ¿En qué lugares se han colocado en O Barco?

JC: Se ha habilitado un desfibrilador para el GES, la Policía local también cuenta con uno en su equipamiento, se ha puesto uno en el pabellón de Calabagueiros y uno en el Campillo, en el campo de fútbol de Viloira. El último lo hemos colocado la semana pasada en el Pabellón Viejo.

SC: ¿Cómo han acogido esta iniciativa los demás concellos?

JC: La verdad es que la respuesta de los concellos ha sido muy buena. Se han instalado desfibriladores en Rubiá, Vilamartín, A Rúa, Trives, Manzaneda…

SC: ¿Impartiréis más cursos de formación próximamente?

JC: Sí. Estamos pendientes de cerrar fechas con el concejal Orlando Saavedra para impartir más formación en O Barco y también hay otros concellos interesados en ofrecer formación ya que la gente está también interesada en aprender este tipo de conocimientos para saber actuar en caso de parada cardíaca.

SC: Estaremos pendientes  de los nuevos cursos y de las nuevas instalaciones de desfibriladores en la comarca. ¡Muchas Gracias!

Javier Cid (Ambulancias Sil): "Es importante no tener miedo"