lunes. 06.02.2023

Aitor Arias: “Venir a O Barco me obligó a cambiar de vida, pero aquí estoy muy feliz”

El meta valenciano del CD Barco se ganó el cariño de la afición de Calabagueiros tras un gran año en el que se convirtió en uno de los porteros mejor valorados de la Tercera RFEF

 

Aitor Arias, antes del partido del play-off de ascenso de la pasada temporada
Aitor Arias, antes del partido del play-off de ascenso de la pasada temporada

Aitor Arias afronta su segunda temporada en el CD Barco. Lo hace con el cariño de una afición a la que se ha ganado a base de paradas de gran mérito y por cómo se implica con los jóvenes futbolistas de la comarca. El portero valenciano está satisfecho de haber fichado por el club barquense, una decisión que le obligó a cambiar de vida. En esta entrevista con Somos Comarca, Arias habla de su día a día y echa la vista al pasado y al futuro.

“Si me lo hubiesen dicho hace tres años, jamás lo hubiese imaginado”, asegura Aitor, a quien en el verano del año pasado se le presentó la oportunidad. “La primera temporada aquí fue una grata experiencia, así que renové un año más y la verdad es que estoy muy feliz”, cuenta.

¿Cómo llegas a O Barco desde Valencia?

Yo estaba jugando en el Orihuela. Era mi cuarta temporada, pero surgieron unos problemas extradeportivos que hicieron que todos los jugadores nos marchásemos. A dos semanas de que empezase la competición salió equipo en Orihuela y lo cierto es que ahora están bastante bien, pero yo ya había tomado la decisión de venir a O Barco y creo que hice lo correcto.

Aitor Arias, en las inmediaciones de Calabagueiros
Aitor Arias, en las inmediaciones de Calabagueiros

Fue una decisión valiente, ¿qué supuso para ti?

La verdad es que cambió mi vida por completo. Además del fútbol, estoy la carrera de Ciencias del Deporte. En aquel momento la cursaba de forma presencial en Murcia, pero este cambio no me permitía continuar asistiendo a las clases, así que ahora en Navidad y en verano tendré que hacer dos viajes para hacer exámenes y terminar el último curso.

Juegas, estudias e incluso entrenas en la base del CD Barco. Supongo que también aprovecharás para recorrer la comarca.

Sí, yo estaba acostumbrado a una ciudad, Valencia, y esto no tiene nada que ver, mi padre es asturiano y aquello sí se asemeja algo más a cómo vivimos aquí. En O Barco estoy muy a gusto y estoy con mi pareja, que está haciendo la misma carrera que yo, así que por las mañanas estudio y por las tardes o entreno yo o preparo al equipo benjamín del CD Barco o a los porteros de A Rúa.

¿Conocías la zona cuando te hicieron la propuesta?

No, no había escuchado el club. Pero desde que llegué aproveché para conocer la comarca y también hemos ido muchas veces a Ponferrada y visitado la provincia de León. Aprovechando los viajes con el equipo hemos conocido Ourense, A Coruña y Vigo y la verdad es que estamos encantados es Galicia.

¿Con qué te quedas de O Barco?

Con el paseo del Malecón, que para mí es la zona más bonita. Además, nosotros tenemos un perro de diez meses y es un lugar espectacular para pasear, a orillas del Sil. Nos gusta mucho O Barco y lo disfrutamos al máximo.
Arias y su pareja, Alba, en el paseo del Malecón de O Barco
Arias y su pareja, Alba, en el paseo del Malecón de O Barco

Nos has hablado de la familia que habéis formado en O Barco, pero la de Valencia también está muy pendiente de tu día a día. ¿Vienen mucho por aquí?

Ya saben que me tienen que hacer como mínimo dos visitas por temporada (risas). Mi padre también fue portero y el hecho de que no se retransmitan los partidos y la incertidumbre de saber cómo va el partido hace que lo sufra incluso más que yo. Vienen cuando pueden y el trabajo se lo permite, así que estoy muy feliz de recibirlos.

¿Qué tu padre fuese futbolista ayudó a que encajasen mejor en tu casa la propuesta de hacer tantos kilómetros para venir a O Barco?

Sin duda, al final cuando me llegó la oferta era un sitio muy lejos, pero a mi padre le pareció bien desde el primer momento, en parte porque era conocedor de la situación que se estaba dando en el Orihuela. Mi madre estaba algo más desilusionada, porque estaba a dos horas de casa (en Orihuela) y ella pensaba que volvería a Valencia, pero acabé en Galicia. 

Arias detiene un balón en el partido entre el Barco y el Viveiro
Arias detiene un balón en el partido entre el Barco y el Viveiro

Además del Orihuela pasaste por varios clubs, entre ellos el Valencia CF en categorías inferiores. ¿Qué aprendiste allí?

La experiencia en la cantera del Valencia fue de siete años que me nutrieron bastante como portero. Pero yo destacaría la parte técnica, pues el fútbol base es como un falso fútbol, pues no maduras hasta que llegas a juveniles y pasas a amateur. Son como dos tipos de fútbol.

Mencionas que estás entrenando a los porteros del CD Rúa, ¿cómo surgió la idea?

Fue una propuesta que le hice al presidente del CD Barco cuando vine, porque llevaba varios años como entrenador de porteros. Aquí ya estaba Nando (entrenador de porteros del CD Barco), así que me propuso ir a A Rúa. Está siendo una gran experiencia con todos los porteros del CD Rúa, desde benjamín hasta el primer equipo, y estoy muy contento. Mi vida es solo fútbol (risas).
Nando y Aitor Arias, celebrando una victoria
Nando y Aitor Arias, celebrando una victoria

La temporada que firmó el CD Barco el año pasado fue histórica. Este año las cosas no empezaron bien, pero parece que se va reconduciendo la situación.

Como grupo tenemos el objetivo de hacer play-off y repetir lo del año pasado. Arrancamos mal pero poco a poco vamos rompiendo la mala dinámica del inicio y esta victoria (el domingo, ante el Choco) nos ha dado mucha motivación y es un aliciente para que la afición nos siga arropando.

Llamadas este verano no faltarían. ¿Cómo ves tu futuro?

Alguna hubo, pero yo renové al acabar la temporada; firmé aquí antes de irme de vacaciones. No me planteo salir, quiero conseguir los objetivos del club.

Aitor Arias: “Venir a O Barco me obligó a cambiar de vida, pero aquí estoy muy feliz”