domingo 24/10/21

Los productores de aceite prevén una campaña similar a la del año anterior

La cosecha de aceituna en la comarca comenzará a mediados de octubre y durará un mes. Desde APAAG señalan que no será buena pero no de calidad excelente debido al mal tiempo en el periodo de floración.

A mediados del presente mes de octubre está previsto que comience la cosecha de la aceituna en la comarca de Valdeorras —y en el resto de Galicia—para elaborar el aceite de calidad procedente de la zona. Así lo ha confirmado José Antonio Marcos, tesorero de la Asociación de Productores de Aceite y Aceituna de Galicia, APAAG quien destacó que la campaña tendrá una duración aproximada de un mes. «Cada vez la tendencia es a coger la aceituna en el inicio de la maduración porque la calidad de los aceites es mejor, aunque el rendimiento no es tan bueno se saca más calidad, pero menos cantidad», aseveró.

La previsión es que la campaña no sea excelente, tan solo buena al igual que la del pasado año. «La floración no fue demasiado óptima. No será una cosecha excelente, pero se mantiene», ha confirmado Marcos quien acusa este hecho al mal tiempo durante la floración. «El olivo poliniza a través del viento, no hay insecto para polinizar por lo que el polen está en suspensión y es casi microscópico por lo que si llueve o hay niebla cae al suelo y poliniza peor», ha explicado.

El tesorero se reafirmó en la idea de la asociación de productores de aceite gallego de primar la calidad frente a la cantidad. «En Galicia tenemos que luchar por aceites de tipo premium y gourmet porque no podemos competir en cantidad con otras zonas de España que tienen extensiones inmensas. Tenemos que buscar la máxima calidad, la excelencia», reitero.

Precisamente, una de las inquietudes de la asociación es garantizar la trazabilidad consiguiendo una Indicación Geográfica Protegida, IGP o una Denominación de Origen, DOP. Un proceso que, debido a la crisis sanitaria se ha ralentizado. «Ahora mismo el sello APAG.GAL es el único que garantiza que el aceite cumple con los estatutos de la asociación. Es decir que es un producto gallego, procedente de aceitunas cosechadas en Galicia y elaborado en una almazara de Galicia, cumpliendo con unos parámetros de calidad óptimos», destaca Marcos.  

Además, el tesorero asegura que el aceite de origen gallego cada vez es más reconocido en otros puntos de España. «Hay marcas de esta zona, así como del sur de Lugo y este de Ourense que llevan comercializado y hay personas que lo llevan a catas y se les ha reconocido la calidad», detalló.

Marco anima a todos los productores a hacerse socios para dar valor al sector y recordó que la asociación ofrece formación y experiencia a los asociados. «Y si no se hacen socios, que no cometan fraude y vendan por aceite gallego algo que no lo es», concluyó.

Los productores de aceite prevén una campaña similar a la del año anterior