martes 7/12/21

Isabel Gavela: « Un libro que viene y va como las olas, muy descriptivo que nos pasea por Vigo; es Domingo Villar en esencia»

En el espacio literario de radio Valdeorras Onda Cero, Isavel Gavela comentó en la mañana del 22 de marzo el libro de Domingo Villar, El último Barco. Una novela que nos pasea por Vigo, por sus playas y sus alrededores, en el que Villar describe un Vigo real con personajes reales.

Lista de los más vendidos:

1.- El último barco. Domingo Villar.

2.- La sospecha de Sofía. Paloma Sánchez Garnica.

3.- Reina Roja. Juan Gómez Jurado.

4.- Yo Julia. Santiago Posteguillo

5.- Papel y tinta. María Reig.

Isabel Gavela y El último Barco de Domingo villar

“Esta es una historia amplia sobre gente que hace las cosas despacio, son artesanos. Con un ritmo que tiende a ser como las olas de mar. Tiene una panoplia de personajes extensa. En menos espacio se puede contar. Hay una trama policial que articula la historia, pero también existe un retrato de personajes y de paisajes, físicos, humanos y de las relaciones familiares, así como de los últimos barcos que muchos de ellos pueden tomar”

El libro es muy Domingo Villar, la trama va desarrollándose a través de diálogos, conociendo a los personajes a través de ellos y no de las descripciones. El autor propone el juego intelectual que supone contar una trama policíaca al lector. Hacerle participar de lo que se sabe, no se sabe o se intuye.  Nos pasea por vigo, por la costa, tranquilamente, pausado, vemos los lugares, vemos a las personas, vivimos lo que los personajes viven, no en vano la novela tiene 700 páginas. No se sabe donde acaba la realidad y empieza la ficción . Algunos de los protagonistas existen de verdad, los lugares citados como la Escuela de Oficios de Vigo está tal cual la pinta Villar, incluso las tabernas y camareros de ellas son reconocibles..

Leo Caldas recibe el encargo de investigar la desaparición de Mónica

Andrade, una joven profesora de cerámica de la Escuela de Artes y Oficios de

Vigo.  Su existencia parecía transcurrir de manera plácida en la tranquila

localidad de Tirán, al otro lado de la ría,

en una casa tan sencilla como la vida que Mónica ha escogido llevar.  Pero

algo extraño ha ocurrido. No ha acudido a una cita con su padre, no responde a

su teléfono ni tampoco se encuentra en su domicilio. Además, hay

ciertas señales que parecen indicar que ha escapado de forma apresurada.

¿Ha sido así o ha ocurrido algo más grave? ¿Mónica ha desaparecido por propia

voluntad o tal vez ha sido asesinada?

Desde el principio sabemos que Monica es la hija del doctor Andrade, un

reconocido cirujano de Vigo que ha debido operar a media ciudad y al que todos

le están agradecidos, pero solo lo sabemos nosotros, Una vez que el

insoportable compañero de Leo Caldas en patrulla en las Ondas de Onda cero

Vigo,Lorenzo Losada consigue que le permitan dar la noticia, para pedir

colaboración ciudadana para su búsqueda, lo que sabe la población es que una

profesora de la escuela de artes y oficios ha desaparecido.



El inspector Caldas ,junto con su ayudante, Rafael Estévez, comenzarán a indagar

en la vida de la muchacha, en sus amigos, conocidos, vecinos y compañeros de

trabajo, siguiendo indicios, en una tarea de observación y deducción pausada

pero constante que les hará rastrear pistas, unas prometedoras y otras que les

conducirán a un callejón sin salida del que, poco a poco, conseguirán salir

hasta llegar a la inesperada conclusión.

La construcción metódica y elaborada de la personalidad de sus personajes

consigue que Leo Caldas nos resulte alguien cercano, por encima de su condición

de policía que ama su trabajo.  Se trata de un hombre con una historia

personal en la que hay una antigua pareja, un padre con el que mantiene

una hermosa relación de silencios pero de cercanía,  una vida de soledad con

una filosofía de vida fantástica, en la novela nos vuelve a recordar su libro

de imbéciles cuando le dice que va a sacar de él a Rafael Estevez.  Con

hábiles y escogidas palabras, el autor nos brinda fácil acceso a la

personalidad brusca y escéptica de Estévez, su compañero en la policía, o

de Soto, su comisario.

Es curioso que en una entrevista El propio Domingo Villar cuenta que

explica Galicia a través de un  Aragones

o de otros personajes como Lorenzo Losada, el

ambicioso locutor de radio, el enigmático Camilo

Cruz o, sin duda,

uno de los personajes más entrañables de la novela, el culto vagabundo Napoleón y su perro Timur, que habla en latín; un fotógrafo

enamorado que retrata aves y animales del mar, y un dibujante que retrató a

Mónica Andrade y firma sus obras con una espiral..

 Y sin olvidar en ningún momento el ambiente, las calles, las

conversaciones, las brumas y la ría que forman parte de ese protagonista

silencioso, pero omnipresente, que es Vigo, su entorno y sus habitantes.

Si quieres escuchar el espacio «Praxis, libros en la onda», donde Isabel Gavela, habla de este libro, haz click en el siguiente enlace:

Un Vigo muy real protagonista de «El último barco»