martes. 04.10.2022

Isabel Gavela recomienda "Los vencejos" de Fernando Aramburu

En esta novela Toni, página a página, se va dando cuenta de cuales son las cosas que realmente importan en la vida: ni más ni menos, las que te pueden hacer feliz
somoscomarca_libro_gavela_praxi_2021-09-25

Toni, un profesor de instituto enfadado con el mundo, decide poner fin a su vida. Meticuloso y sereno, tiene elegida la fecha: dentro de un año. Hasta entonces cada noche redactará, en el piso que comparte con su perra una crónica personal. Con ella espera descubrir las razones de su radical decisión.

Por medio de la narración de su vida salpicada de reflexiones, a veces directas  puestas por escrito por el personaje, otras de forma indirecta, a través de sus actos y pensamientos. El personaje elige una fecha para su muerte y nos lleva a través de su último año por sus pensamientos, sus recuerdos, sus reflexiones sobre la vida. Escrito en primera persona, nos ponemos en la piel de Toni para rememorar sus andanzas y vida presente.

Durante este año, la  novela se estructura en multitud de secuencias breves que no siguen un transcurso lineal cronológico. Como nuestro pensamiento, salta de idea en idea, de recuerdo en recuerdo, para componer una vida o lo que recordamos de ella y así nos cuenta los principales hechos de su pasado y una multitud de hechos cotidianos.

Recoge en su diario asuntos de la actualidad de este año, desde los desahucios, hasta la violencia de género, pasando por la situación de los ancianos en los geriátricos y la crispación política .

Aparecerán sus padres,  de una época pasada en la que la mujer estaba en una posición de inferioridad frente al hombre; su hermano, con el que nunca mantuvo buena relación;  su ex mujer Amalia, de la que no ha conseguido desconectarse nunca; su hijo Nikita, totalmente diferente a lo que ellos hubieran esperado y deseado;  su amigo patachula, aún más desesperado y más solo que él; la bondadosa Agueda, que vuelve de su pasado.

Todo ello contado, a veces en tono triste, otras con mucha ironía,  y con un sentido del humor corrosivo. Al final lo que el autor pretende  es que reflexionemos sobre las cosas verdaderamente importantes de la vida,  el amor, la libertad, la amistad, y sobre todo la propia vida, que aunque tenga luces y sombras es lo único que realmente tenemos.

Y Toni, página a página se va dando cuenta de cuales son las cosas que realmente importan en la vida, ni más ni menos las que te pueden hacer feliz.

Isabel Gavela recomienda "Los vencejos" de Fernando Aramburu