sábado. 10.12.2022

El informático de APP hace un llamamiento para que la gente no vaya a la tienda debido a problemas menores que se pueden solucionar on-line

Óscar Yáñez de APP Informática nos cuenta la situación de un sector, el de las telecomunicaciones e informática, que ha sido declarado como esencial durante el estado de alarma.

Yáñez afirmó que su tienda solo abre en horario de mañana, de 10 a 13:30 horas y por la tarde trabajan a puerta cerrada, pero de todas formas están presentes a través de las redes sociales tanto en Instagram (@app_obarco), por correo [email protected] y llamando a los números 988684102 y 611016435 disponiendo de este último de Whatsapp.

El informático destaca que muchos de los problemas que ocurren se pueden solucionar a través de las redes: «Estamos prácticamente 24 horas, vamos a ayudar a todos. Priorizamos problemas importantes, no chorradas, como todo, lo prioritario».

Hasta ahora no ha habido desabastecimiento, pero están comenzando a tenerlos ahora: «Puede parecer raro, pero cuando ellos estaban en pleno problema nosotros recibíamos mercancía. Lo más probable es que las mandaran antes, hay 3-4 semanas de diferencia. Es esta semana, la primera vez, que hay proveedores incluso españoles que están empezando a cerrar. Xiaomi, móviles que estuvimos vendiendo sin parar ya no se encuentran tan fácil, solo modelos antiguos. Aún se encuentran cosas como entrenadores portátiles o si montamos ordenadores de sobremesa porque hay muchos proveedores en España y tienen bastante stock».

Aunque también recuerda que si esto se alarga el stock se puede terminar: "De los que todavía hay piezas alguno está empezando a fallar. La electrónica se mueve al estilo lo necesito lo compro, no podemos tener un stock, por ejemplo los móviles enseguida están en la cresta y bajan, por ejemplo nadie quiere arreglar un Iphone5.".

Óscar Yáñez hace una reflexión para todos los ciudadanos: «Aunque nunca nos acordemos de los informáticos, toda la gente que se está quejando lo hace desde un móvil en la mano, párate a pensar que pasaría si falla el estocaje de la tecnología. Es evidente que somos un servicio de primera necesidad, pero tampoco tanto como los supermercados, la sanidad o la seguridad ciudadana. Sin portátil se vive, es cierto que no todo el mundo podría trabajar, pero bueno, nos sentimos bien por ser una parte útil de este momento, pero bueno, a nivel gobierno no estamos demasiado apoyados».

Han sido calificados por el gobierno como sector esencial, algo que en el futuro puede traer consecuencias: «Al ser un servicio mínimo no podemos acogernos a las ayudas que dan, el sector de la informática va a sufrir un golpe fuerte que vamos a tener que amortiguar con nuestros propios medios».

Los clientes extreman la precaución tal y como confirma Yáñez: «Se ve a mucha gente con mascarillas, que a mi me parece genial, esto es una cosa seria. Nos extraña que vemos a un montón de gente, se ve a mucha gente para lo que yo pensaba. Yo si tengo que ir a comprar voy una vez a la semana, trato de salir lo mínimo posible, es lo que tenemos que hacer. Preferiría tener la tienda cerrada si se que en 15-20 días esto pasa definitivamente».

Óscar Yáñez: «Priorizamos problemas importantes»