domingo. 29.01.2023

El Barco sería el único equipo en regresar a los terrenos de juego en una hipotética fase de ascenso a Segunda "B"

El fútbol no regresa, aunque ya se prepara ante una eventual desescalada de las medidas correspondientes al Estado de Alarma.

Eso y en previsión que la mejoría respecto al COVID-19 se mantenga, la Real Federación Española de Fútbol ha marcado unas primeras pautas para regresar a los terrenos de juego, aunque con diferencias notables para los 2 equipos que dependen de ella en Valdeorras, que son Barco y Tres Cuñados.

La primera medida es la de dar por finalizadas las competiciones ligueras, lo que a priori terminaría con la campaña de los representantes valdeorreses; eso si se cumpliría en el caso del Tres Cuñados, pero no en el de Barco.

Y es que la 4ª posición en la tabla clasificatoria que mantenía con 4 puntos de margen con el Choco el día de la suspensión de las competiciones le abre la puerta a jugar su primera promoción de ascenso a Segunda División "B", aunque con un formato muy diferente al habitual.

Primero porque se jugaría a partido único, en campo neutral y en un formato de "final four" con los 4 primeros clasificados de cada grupo, por lo tanto con dos semifinales de donde saldrían los 2 finalistas y posteriormente una final donde saldría el conjunto que ascendería de categoría.

Esta situación es solo una propuestas del ente federativo para respetar los ascensos en cada categoría, proponiendo además la creación de nuevos grupos para acoger a los ascensos con una vigencia de 3 o 4 temporadas antes de volver al formato actual de competición.

Así lo refleja el comunicado lanzado por la RFEF:

"En el sondeo a todos los colectivos del fútbol se planteará dar por finalizada la competición regular mediante un mecanismo express planteado a través de un modelo uniforme en todo el fútbol no profesional español llevado a cabo de la misma manera en todas las Comunidades Autónomas.

Se desarrollaría un mecanismo express de ascensos mediante un sistema de Play Off a partido único, a ser posible con sistema de concentración, con el fin de garantizar, al menos, el mismo número de ascensos que estaba previsto en el inicio de la competición.  

En esta situación excepcional, no habría descensos en la presente temporada. En este sentido, se trabajarían los mecanismos oportunos para incrementar el número de equipos por grupo o creación de nuevos grupos con una vigencia máxima de tres o cuatro temporadas hasta que se acometa de manera planificada la pertinente reestructuración que convierta en elite las competiciones no profesionales mediante un equilibrio económico sostenible y adecuado.

Estas actuaciones se llevarían a cabo en Segunda B, Tercera, en las competiciones de ámbito estatal del fútbol femenino y fútbol sala así como en todas las competiciones estatales de la categoría juvenil".

En el caso de Rúa y Trives -que son dependientes de la Real Federación Galega de Fútbol- a día de hoy no se sabe que directrices cogerá el ente federativo, aunque a tenor de lo que sucede a nivel nacional lo más probable es que el fútbol regrese en septiembre pese a que hace unas semanas hablaba de lo contrario.

Las bases parecen tener decidido su futuro y no será otro que cancelar las competiciones de la actual campaña desde categoría biberón hasta cadete donde no habrá ni ascensos ni descensos.

El Barco podría jugar una "final four" por el ascenso a Segunda "B"