sábado. 20.04.2024
somoscomarca_obarco_obradoirodeempleo(4)_2023
somoscomarca_obarco_obradoirodeempleo(4)_2023

El 2024 ha traído buenas nuevas para la comarca de Valdeorras registrando las cifras más bajas de paro de los últimos ocho años. Así, durante el mes de febrero -el último con registros- fueron 1.190 demandantes de empleo los que estaban inscritos en las oficinas del SEPE de la comarca, justo 113 personas menos que en el mismo mes del pasado año y 965 menos que en febrero de 2016.

Lo cierto es que respecto al mes de enero ha habido un ligero repunte, con 12 personas más y es que concellos como Rubiá, Carballeda, Petín o A Rúa entre otros sufrieron un aumento en el número de parados. Como suele ser habitual, y lógico debido a su número de población, O Barco es la localidad con un mayor número de parados llegando a los 590 mientras que A Rúa cuenta con 172 demandantes de empleo seguido de Vilamartín con 65.

Una tendencia que se da en el resto de Galicia que comenzó 2024 con 131.101 personas en paro: la cifra más baja en un enero desde que hay registros, es decir, desde hace 28 años (1996).

El resto de la provincia también cuenta con cifras optimistas y es que Ourense registró en el mes de febrero un ligero descenso en la cifra de personas desempleada al cerrar este período con 25 parados menos (-0,16 %). Se trata de la menor cifra entre las provincias que han registrado una disminución. De esta forma, el número de parados en Ourense es de 15.362 personas, lo que supone un descenso internanual de 1.159 ourensanos (-7 %).

En lo que se refiere a la afiliación a la Seguridad Social, Ourense vivió un aumento de 124 cotizantes (0,12 %) con respecto al mes anterior, mientras que la variación anual fue de 1.139 personas más (1,10 %). En total, en la provincia ourensana hay un total de 104.650 afiliados.

Desde la patronal ourensana destacan que el mes de febrero se comporta habitualmente como un mes de pérdida de empleo, por lo que estos datos pueden considerarse positivos en términos generales. «En Ourense pese a que el mercado laboral muestra cierta resilencia no debemos bajar la guardia, porque la situación de pymes y autónomos se está viendo cada vez más comprometida a causa de factores políticos en el ámbito más cercano, y de incertidumbre a nivel global: encarecimiento de los costes salariales e inflación en un contexto de moderación económica», señalaron.

El paro en Valdeorras llega a las cifras más bajas de los últimos ocho años