miércoles 8/12/21

O Barco y A Rúa registraron dos tercios menos de bodas religiosas en 2020

Las bodas religiosas no se libraron de su particular crisis en 2020, el año caracterizado por la pandemia y el confinamiento. Los meses de encierro total y las medidas de prevención establecidas por las autoridades para retener la expansión del virus frenaron este tipo de eventos caracterizados por una mayor celebración. Tanto es así, que en el Centro de Atención Pastoral, CAP A Rúa y en el de O Barco cayeron más de dos tercios los enlaces matrimoniales religiosos.

En cifras esto se traduce en un total de nueve enlaces religiosos en 2020 en la comarca de Valdeorras, cuando en 2019 habían sido 32. Así, según las cifras facilitadas por el Obispado de Astorga, durante el año 2019 en la la zona de A Rúa se casaron un total de 16 parejas frente a las tres que lo hicieron en 2020. En O Barco la cifra en 2019 fue igual que en A Rúa mientras que en 2020 fueron seis.



Esta tónica es la misma que se da, no solo en el resto de la provincia ni de la comunidad, sino en toda España. Los últimos datos del INE destacan que sólo una de cada diez bodas en España son religiosas. En toda España, el año pasado apenas hubo un total de 9.44, es decir una boda al año por cada dos parroquias y media existentes en España. De, unas 26 ceremonias al día en todo el país. En estas cifras se nota el efecto de la pandemia, que ha desplomado las cifras de matrimonios –en enero y febrero de 2020 los datos eran similares a los del año anterior– pero el desplome es claro desde que en 2009 los matrimonios civiles superaron a los religiosos en España.

Las bodas religiosas caen estrepitosamente en la pandemia