martes. 06.12.2022

El director de Sputnik Labrego presentó un proyecto a Patrimonio que supone el comienzo del proceso para ponerlas en valor

El reciente hallazgo de pinturas esquemáticas prehistóricas en Casaio por el grupo de investigadores de Sputnik Labrego ha puesto en el punto de mira de investigadores, historiadores y turistas esta localidad del municipio de Carballeda. Tanto es así que la romería de San Xil multiplicó la asistencia, celebración durante la que se llevaron a cabo visitas guiadas, por los investigadores y la Comunidad de Montes, hasta el lugar donde aparecieron.



Carlos Tejerizo explica que el descubrimiento ha sido acogido de forma extraordinaria. Las visitas guiadas fueron todo un aliciente durante la romería y una forma de comprender este arte desconocido en Galicia. Entre los participantes, estuvieron profesores de la Universidad de Vigo que comprobaron la importancia de estas pinturas. «Se quedaron encantandos», valoró Tejerizo. También las visitó Bea Comendador, la investigadora que descubrió las pinturas de Vilardevós. «Ambos pudimos intercambiar conocimientos, charlar, y trazar proyectos futuros para analizar las pinturas», añadió Tejerizo.



Las pinturas halladas en Casaio contienen un alto valor patrimonial para explicar la historia del Noroeste de la Península en un momento bastante desconocido como fue la Prehistoria reciente. Pero además, son importantes porque abren un horizonte para «generar un recurso local para Casaio», detalló Tejerizo en alusión a la rentabilidad turística.



Ahora, el grupo de investigadores ha presentado a Patrimonio un proyecto para realizar un diagnóstico fiable de cómo están las pinturas. Se trata de saber «si están o no bien conservadas, si hay agentes o hongos que las están dañando y poder actuar», precisó Tejerizo.

El fin último poner este hallazgo en valor. «Son un recurso impresionante, no sólo por el contenido de las pinturas, que son una preciosidad, sino por el entorno natural en el que están enclavadas», valoró manifestando sentirse cada día más enamorado de los montes de Casaio.



Las pinturas se encuentran en una cueva situada junto a una cascada, un lugar idílico que pudo ser elegido a propósito por los autores de las mismas.

Lo que las hace extraordinarias y únicas es la cantidad y la calidad. Además, están muy elaboradas en comparación con otras referencias. Son figuras completas, entre ellas el famoso ídolo oculado, pero también representaciones de  antropomorfos, de soles o soliformes.



En la actualidad, para encontrar referencias de este tipo de pinturas hay que ir bastante lejos como Extremadura o Portugal. Pero no sólo son únicas en términos históricos y patrimoniales, sino que servirán para llenar vacíos históricos que traen de cabeza a los investigadores.



Tejerizo confía en que Patrimonio de luz verde para hacer análisis de las pinturas, trabajo al que se destinarán expertos y tecnología especializada. «Tenemos que dialogar con instituciones y Casaio para ver con claridad cómo ponerlas en valor. Es un asunto complicado que va a requerir mucho trabajo y diálogo», concluyó.

Tejerizo: «Hay que analizar las pinturas prehistóricas de Casaio para conocer su estado...