miércoles. 28.02.2024
portada

Los concellos de la comarca de Valdeorras siguen trabajando en reforzar las debilidades del Camiño de Inverno. Una de ellas, quizá la principal, es la falta de infraestructuras para el peregrino, fundamentales cuando éste se plantea qué ruta jacobea seguir hacia Santiago de Compostela. Y Valdeorras, de todos es sabido, carece de albergues.

El concello de A Rúa trabaja para que esta primavera poder abrir su albergue, al cual le falta el mobiliario. Una dotación presupuestada en 20.000 euros y que, según ha anunciado el alcalde, tratarán de financiar a través de la línea no productiva del GDR, Grupo de Desenvolvemento Rural. “En caso de que no nos la acepten, tendremos que buscar otro método de financiación”, ha destacado Gudiña. Hasta finales de marzo no conocerán si este proyecto tiene el visto bueno.

Precisamente, gracias a una subvención del GDR, el concello remodelaba en 2016 un inmueble para convertirlo en albergue, pero quedaba pendiente acondicionarlo y dotarlo de mobiliario. Según el regidor, “se necesitan literas y camas para los usuarios, mobiliario para usos comunes, y dotarlo de un sistema de calefacción que en este momento no tiene”. También quiere Gudiña que los peregrinos dispongan de “una cocina y utensilios para poder cocinar en ella”.

El ayuntamiento aún no tiene clara la forma de explotarlo una vez esté finalizado, “será en ese momento cuando estemos en disposición de tomar la decisión del sistema de explotación".  Detalla el alcalde que la afluencia de caminantes por el ayuntamiento, que siguen la ruta del Camino de Invierno, a pesar de ser más grande en primavera y en la época estival, “comienza a ser importante también en otras épocas del año”. Es por eso que de tener listo el albergue, su uso está garantizado.

Otra de las debilidades del Camiño de Inverno a su paso por A Rúa es precisamente la entrada a esta localidad. En la unión con el municipio de Vilamartín, los peregrinos deben recorrer un tramo por la carretera, sin arcén lo que supone un peligro. Por esta razón, el equipo de gobierno rués presentó ante la Consellería de Infraestructuras una alternativa, valorada en 40.000 euros. La Consellería se ha comprometido a valorar la alternativa y dar una respuesta, en dos meses, el equipo de gobierno.

La dotación del albergue de A Rúa tendrá un coste de 20.000 euros