miércoles 25/5/22

Considera que si no se regula se repetirán las multas al Concello por parte de la Confederación Hidrográfica Miño Sil

El grupo municipal del BNG de A Rúa, que lidera María González Albert, ha propuesto al grupo de gobierno, encabezado el «popular» Álvaro Fernández, que elabore una nueva ordenanza municipal de saneamiento para recoger medidas contra los vertidos de las bodegas de vino.

María González Albert recordó que ahora se está en plena época de la vendimia y «ningúen nos vai librar das multas da Confederación Hidrográfica Miño-Sil . As sancións van vir», auguró.

Por ello, considera que «é importantísimo que este tema se tome en serio. Penso que lle interesa a todos os grupos municipais» y valoró que cuanto antes se ponga en funcionamiento, «e se poda aplicar», más pronto se acabará con multas y vertidos.

De este modo, la portavoz del BNG urge la actualización de la ordenanza de saneamiento. De hecho, en 2017 el Concello de A Rúa fue sancionado con más de 59.592 euros —  49.664 euros, más 9.928 euros por daños— .

Los vertidos se producen debido a las labores de limpieza de los depósitos y los lagares de prensado de uva de las bodegas, que van a parar directamente a la red de saneamiento.

El bipartito de BNG-PSOE había anunciado hace dos años una ordenanza municipal para atajar el problema.

El alcalde, Álvaro Fernández, no tomará ningún tipo de decisión hasta estudiar este tema.

 

El BNG de A Rúa propone actualizar la ordenanza de saneamiento