martes. 28.06.2022

La Confederación Gallega de Personas con Discapacidad, Cogami, ha advertido al concello de A Rúa de que deben eliminar tanto las barreras arquitectónicas del centro de salud como de las calles de la villa. Así lo hicieron ver en un informe sobre rutas que deben recorrer los vecinos para utilizar los lugares públicos de la villa. El estudio pretende facilitar el acceso a ellos de aquellas personas que sufren problemas de movilidad.

Los mayores problemas se encontraron en el centro de salud de A Rúa, con la necesidad de un ascensor. Uno de los elementos que más han solicitado desde el equipo de gobierno rués a diferentes administraciones supramunicipales. Y es que los usuarios con movilidad reducida no pueden acceder a la primera planta del edificio. Además también se deberá adaptar el baño del primer piso.

Con el objeto de conseguir financiación para esta obra, el concello aprovechará una viaje que realizará mañana a Santiago de Compostela para intentar dirigirse a la consellería de Sanidade y encontrar una solución a este problema que sufren los vecinos de A Rúa. Cabe recordar que  la Consellería de Sanidade firmó un convenio con el Concello, que planteaba la solución de construir un ascensor en mayo de 2015. A pesar de ello hasta la fecha no ha habido novedades.

La alcaldesa de A Rúa, María González Albert advirtió que también es necesario hacer obras de adaptación en las calles, como en los bordillos de las aceras donde no puede haber ni un solo centimetro de altura. "Según vayamos haciendo las obras nos adaptaremos", señaló la primera edil quien recordó que en 2017 deben haberse eliminado tod este tipo de barreras.

Cogami advierte a A Rúa de eliminar las barreras del centro de salud y de las calles