lunes. 03.10.2022
portada

En la sesión del presupuesto, el equipo de gobierno quiere desestimar las alegaciones presentadas por el BNG a los presupuesto del 2020

Poco más de un mes después de aprobar los presupuestos municipales de 2020, el equipo de gobierno de A Rúa ha convocado un pleno para mañana en el que pretenden dar el visto bueno a los presupuestos para el próximo año. La sesión será mañana, día 30 de diciembre, a las 20.15 horas.

El pleno, además, contará con otro punto y será la desestimación de las alegaciones presentadas por el BNG a los presupuestos del presente ejercicio. “Estas alegaciones nos impiden aplicar el presupuesto y abonar las facturas impagadas desde 2016”, asegura el alcalde rués Álvaro Fernández. Cabe recordar que tanto el BNG como el PSOE se mostraron contrarios a las cuentas del presente ejercicio y exigieron ayudas específicas para luchar contra la pandemia y criticaron la tardanza de estas cuentas, que entraron el vigor el 17 de este mes. Además, ambos grupos pidieron que los 100.000 euros anuales destinados a festejos se utilizarán en ayudas directas al comercio y la hostelería local, los sectores más golpeados por la crisis sanitaria.



El presupuesto de 2021 tendrá un montante total de 2.996.096€, suponiendo una rebaja frente a los de este año de 3.125.017 euros. Fernández ha recordado que el mayor montante se lo llevan los gastos corrientes en los que se incluyen las nóminas de funcionarios y trabajadores municipales, así como los pagos de facturas de luz, agua, Internet etc. “No tenemos mucho margen, el resto de capítulos quedan similares aunque subimos alguna partida de subvención a asociaciones” ha destacado Fernández quien ha añadido que continuarán con las ayudas a peregrinos así como los gastos de servicios municipales. “Los Planes Provinciales también los destinaremos a pagar la deuda”, anunció el alcalde.


A Rúa prevé aprobar el presupuesto de 2021, mañana