viernes. 19.08.2022

La Guardia Civil de Ourense sorprendía en la tarde del martes  28 de agosto a un conductor de transporte de mercancías peligrosas que daba positivo en la prueba de alcoholemia. Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense, y con ocasión de la realización de un control de alcohol y drogas, en la carretera OU-536, en el término municipal de Castro Caldelas, localizaban a un vecino de Pobra de Trives conduciendo un vehículo de reparto de bombonas de butano, con una tasa de alcohol en aire expirado de 0,92 mg/l. Tras la prueba, el conductor era puesto a disposición judicial, teniendo en cuenta que la máxima tasa de alcohol permitida para conductores profesionales es de 0,15 mg/l de aire expirado.

Para la Guardia Civil de Tráfico resulta alarmante que «en el último mes en dicha zona, y con ocasión del aumento de vehículo pesados, debido principalmente  a las obras limítrofes del AVE, se haya experimentado un aumento significativo  de conductores profesionales positivos en alcohol». «Ello pone de manifiesto», explican, «la necesidad de seguir vigilando y realizando dichos controles para conseguir que los conductores se conciencien de que deben ponerse a los mando del vehículo en plenas condiciones psicofísicas; extremando el consumo de bebidas alcohólicas».

Imagen: Guardia Civil Ourense

Sobrepasa la tasa de alcohol mientras transportaba mercancías peligrosas