martes. 06.12.2022

Casi 60 niños se benefician del servicio de atención temprana de Quiroga

La cercanía es una de las claves del centro, que trabaja en la detección de problemas de desarrollo y en su tratamiento en menores de hasta seis años. La directora de la unidad, Loli Sánchez, destaca la importancia de ofrecer este servicio.

Foto principal. Los trabajadores del centro.
Casi 60 niños se benefician del servicio de atención temprana de Quiroga

El centro de atención temprana de Quiroga afronta su tercer mes en sus nuevas instalaciones de A Ribeira con casi 60 usuarios. Este servicio, del que se benefician otros siete concellos del sur de Lugo, cuenta con seis profesionales –dos logopedas, dos psicólogos, una terapeuta y una fisioterapeuta– que trabajan en la detección de problemas de desarrollo o del riesgo de padecerlos en niños y niñas de hasta seis años.

A pesar de que su umbral de intervención es menor al de los hospitales, en el centro quirogués tratan «desde trastornos realmente graves, como puede ser el del aspectro autista, hasta casos de niños que simplemente necesitan una estimulación o que tienen problemas de conducta o de adquisición del habla», explica Toni Dorta, coordinador del servicio.

Dia de la inauguración de las nuevas instalaciones
Dia de la inauguración de las nuevas instalaciones

Los niños llegan al centro de atención temprana derivados desde el pediatra. Una vez allí, se les prepara un plan especializado en el que se definen unos objetivos concretos y se programan sesiones individuales, aunque en ocasiones, «cuando los niños son compatibles y con permiso de las familias, podemos compartir la sesión, para que jueguen y aprendan a socializar».

Los profesionales del centro de atención temprana de Quiroga están constantemente evaluando los objetivos previamente marcados. Dorta señala que, dependiendo del caso, se consiguen antes o después. «Cuando los alcanzamos y no hay ninguno nuevo que proponer, damos la baja, pero si queremos trabajar con otros objetivos se crea un nuevo plan», indica.

Una sala del centro de atención temprana de Quiroga
Una sala del centro de atención temprana de Quiroga

En la actualidad son casi 60 los niños y niñas que atiende la unidad. La cifra no ha parado de crecer desde su puesta en marcha y la previsión es que continúe aumentando, ya que cada semana reciben «tres o cuatro» derivaciones pediátricas. En parte, gracias a la promoción que se le ha dado, pero, sobre todo, cree Toni Dorta, al «boca a boca», que ha sido fundamental para llegar a las familias.

Cercano y gratuito

Loli Sánchez, directora del centro y concelleira de Servizos Sociais, defiende la importancia de lograr «que los niños se sientan bien» en todo momento, por lo que el centro, que consta de cuatro salas de intervención, está dotado de todo el material necesario y decorado con ilustraciones relacionadas con la naturaleza y el Geoparque Montañas do Courel.

La cercanía es otra de las claves de la unidad. «Intentamos dar un servicio de cercanía y que la familia tenga a su disposición a un profesional que pueda aclarar sus dudas», dice Dorta, que también destaca el hecho de que el servicio de atención temprana, con su «régimen de prestación social comunitaria», sea gratuito para las familias.

Una sala del centro de atención temprana de Quiroga (1)
Una sala del centro de atención temprana de Quiroga 

Pero esa cercanía no solo se traduce en el trato, sino también en la distancia. La puesta en marcha de este centro en Quiroga hace casi dos años «evita que las familias tengan que desplazarse hasta el hospital de Lugo», recuerda Loli Sánchez.

Puedes escuchar la entrevista que Carlos Julo González le ha realizado a Loli Sánchez, en el siguiente enlace:

 

Casi 60 niños se benefician del servicio de atención temprana de Quiroga