martes. 25.06.2024

Aunque ya se conocían las características antiincendios de la pizarra, que ahora haya sido un estudio realizado en la Universidad de Oviedo el que acaba de verificar científicamente las características ignífugas de la pizarra, es decir su resistencia al fuego, ha permitido que Estados Unidos vuelva a situarse en el ranking de países compradores de la pizarra producida en Valdeorras, y que produce 2.400 empleos directos y más de 10.000 indirectos, debido a la mordacidad de los fuegos producidos en dicho país y que afectaron a varios inmuebles.

Este trabajo, publicado recientemente en la revista Construction and Building Materials, ha sido dirigido por el profesor del Departamento de Geología de la Universidad de Oviedo, Víctor Cárdenes. Él mismo destacaba que la virulencia de los incendios en EE.UU ha restringido la normativa respecto al material a usar en las construcciones. Por esa razón, el sector de la pizarra para cubiertas se ha visto obligado a justificar la resistencia al fuego de la pizarra. «Las empresas han realizado distintos ensayos particulares que, en la mayoría de los casos, no tienen mayor fundamento científico que el de exponer las pizarras al fuego y ver qué pasa», añadió. Por esa razón, el artículo presentado constituye una aproximación «científica y rigurosa que «deja claro y sin lugar a dudas» que la pizarra no le afecta el fuego de un incendio.

Puede ser esta la razón, por la que Estados Unidos sigue subiendo puestos en el listado de países compradores de pizarra, llegando al quinto puesto. Así, los americanos compraron un 15% más de pizarra que en el último año y los pizarristas valdeorreses obtuvieron en beneficios un 1,14 millones de euros más hace un año.

Ventas pizarra de Valdeorras

Pese a esta información, el principal comprador de la pizarra valdeorresa sigue siendo Francia donde los pizarristas gallegos vendieron un 7% más que hace un año, facturando un total de 28,49 millones de euros, casi un 30% más que doce meses antes.

Un estudio de la Universidad de Oviedo avala las características ignífugas de la pizarra