domingo 29/5/22

El Concello de O Barco quiere solucionar los problemas que genera «desde casi el principio» la piscina climatizada, que pasan por la rescisión del contrato con la actual concesioria de mutuo acuerdo, y que llevará al próximo pleno ordinario del jueves día 7 de junio.

Según el regidor de la villa, «enseguida tuvimos problemas y acometimos obras en los vestuarios y aseos, en las duchas, y una avería mayor debido al agua que entraba en el cuadro de luz, que obligó a mover todo el sistema eléctrico». Tras ellos, llegó además un problema más grave para el que todavía no se ha encontrado solución y que afecta al aire acondicionado de toda la instalación.

A todo ello se une el hecho de que Viaqua, actual concesionaria de la piscina de O Barco, «no es una empresa que se dedique a la gestión exclusiva de piscinas», apuntó García, que sin embargo ganó el concurso haciendo la mejor oferta, «la más arriesgada» en palabras del primer edil barquense.  Tras la rescisión del contrato que se llevará a pleno este jueves, «la empresa pondrá el dinero que tenía que poner hasta finalizar el plazo de los 10 años de concesión, y con un poco más arreglaremos los problemas que restan por solventar en la piscina». Hasta 250.000 euros de presupuesto para que todo funcione como ha de hacerlo.

De esta forma, en el tiempo estival se llevarán a cabo las obras «cuando menos afectan a los usuarios», y para octubre, en cuanto tengamos la nueva concesión hecha, la piscina se volverá a abrir, esperemos que con una mejor gestión para que los que dejaron de venir, vuelvan a disfrutar de ella».

O Barco lleva a pleno la rescisión del contrato de la piscina