martes 25/1/22

Descenso do Sil con aforo limitado y restricciones

La esperanza de que todo vuelva a ser como siempre y se pueda celebrar el descenso como se hacía antes de la pandemia en las cabezas de los integrantes del Fluvial Barco que no se resignaron a dejar de bajar Sil un día tan señalado
somoscomarca_obarco_sobradelo_piraguismo_descensodosil_fluvialbarco_2021 (4)
somoscomarca_obarco_sobradelo_piraguismo_descensodosil_fluvialbarco_2021 (4)

Un año más el Descenso del Sil no se ha podido celebrar debido a la pandemia y también por segundo año los palistas del Fluvial Barco no han querido dejar de surcar las aguas del Sil. Una tradición que los del Fluvial han querido llevar a cabo aunque fuese solo con los deportistas del club, porque la prueba internacional se ha anulado.

En este descenso «especial» participaron 30 deportistas del club entre los que se hallaba uno de los benjamines, Alexis Núñez, que con tan sólo 7 años ya experimentó lo que es bajar un día tan señalado el Sil, eso si en K2 y acompañado de su padre. Al finalizar merienda para los participantes y sus familias en la orilla del río.

«El año pasado no se ha podido celebrar, este año tampoco y para no perder la tradición este sábado de fiestas venimos la gente del club con los más pequeños para que sepan lo que es el descenso y conozcan el río», declaraba Fernando García Viso antes de iniciar el descenso. «Es una pena pero es lo que hay. Esperar que para el año que viene todo vuelva a ser como siempre y podamos seguir haciendo ediciones. El tirón de los últimos años era muy bueno», apuntillaba.

Jesús Rodríguez León no faltaba a la cita con el Sil y, con este descenso de las restricciones, recordaba que si fuese el oficial sería la vigésimo octava vez que lo bajaría y seguramente también subiría de nuevo al podio, porque ya se sabe que este río no guarda secretos para la persona que más veces se ha subido a lo más alto del cajón en esta prueba. «Como no se puede competir a nivel general lo que hacemos es traer a los más pequeños para que sepan lo que es un descenso. Hoy para nosotros es un día importante, aunque no bajemos a competir es un día de fiesta».

Los del Fluvial no fueron los único que quisieron descender por las aguas del Sil en este sábado tan especial, también se animó un nutrido grupo de personas y palistas que pertenecen al a otros clubes y que son de la comarca.

Día de fiesta para el Fluvial y algarabía para un río que un año más ha acariciado con sus aguas las coloridas piraguas.

Descenso do Sil con aforo limitado y restricciones