domingo. 29.01.2023

O Barco apuesta por decorar la villa con más murales como el de Florencio

El último mural realizado ha sido el de Florencio Delgado Gurriarán en el barrio de San Roque. El presupuesto del proyecto, incluido el trabajo del artista, la instalación de andamiaje y la adquisición de los materiales de pintura precisos, fue de cerca de 7.000 euros.
somoscomarca_obarco_mural_florenco_ordecaos_2022 (1)
somoscomarca_obarco_mural_florenco_ordecaos_2022 (1)

Finaliza el mural dedicado a Florencio Delgado Gurriarán. Esta obra de Order Caos se ubica en una vivienda del barrio de San Roque. En concreto, se trata de la casa de Marisol Paradela Fresco, con quien ayer se reunieron el alcalde de O Barco, Alfredo García, y la concelleira Margarida Pizcueta para agradecer la disposición de la dueña del edificio. 

La obra se realizó en la calle que lleva el nombre del escritor. El presupuesto del proyecto, incluido el trabajo del artista, la instalación de andamiaje y la adquisición de los materiales de pintura precisos, fue de cerca de 7.000 euros. Marisol Paradela Fresco, que no vive en el Barco y que se encuentra esta semana en la localidad pasando unos días de descanso, se mostró “encantada” de colaborar con el Concello para la realización de esta obra, y dio las gracias a los responsables municipales “por pensar en mi casa para una obra tan hermosa”.

somoscomarca_mural_florencio_2022-12-8
Reunión con la propietaria de la vivienda donde se ha realizado el mural

El Concello tiene la intención de continuar, en el futuro, con la realización de más murales artísticos en otros puntos de la localidad.

"El artista de Florencio"

Cuando realizó su primera pintura sobre Florencio Delgado, poco podía imaginar este joven artista que a esa obra le fueran a seguir muchas más.  

Desde entonces, Pedro Álvarez, más conocido como «Orde.Caos», natural de Vilamartín, ha realizado varias obras dedicadas al homenajeado de las Letras Galegas que se pueden ver en la calle y colegios de toda la comarca.

Esta vinculación con Delgado Gurriarán comenzó en 2021 en su tierra natal de Vilamartín, cuando hizo una pintura —cuando aún no había sido elegido el homenajeado de ese año— con una doble vertiente, una más reivindicativa y otra que buscaba acabar con el feísmo de la localidad.

O Barco apuesta por decorar la villa con más murales como el de Florencio