viernes 28/1/22

Paco Herrero de Veterinarios del Sil nos habla sobre la Leishmania, una enfermedad endémica en la zona

La primavera lluviosa, unida a un confinamiento de la población donde la naturaleza comenzó a campar a sus anchas, ayudó a propagar a los ixodoideos, más comúnmente conocidos como garrapatas, que son extremadamente peligrosas.

Así lo destacó Paco Herrero, de Servicios Veterinarios del Sil, que además recomienda una vigilancia del animal incluso aunque esté protegida ante las garrapatas. «Supongo, que debido a la cantidad de agua que ha caído en la primavera estamos en temporada de pulga y de garrapata, y a esto se añade la Leishmania. El tema de la garrapata es tremendamente peligroso, porque transmiten enfermedades de todo tipo y condición y las pueden meter dentro de casa, con lo cual el perro sale, está protegido, la garrapata no puede entrar en el perro y queda en casa suelta. Hay que extremar precauciones, usar un cepillo y observar».

Por otro lado, Valdeorras es una zona endémica de la Leishmania, destacando Herrero que los únicos datos oficiales que hay son de su clínica «No solo somos una clínica que trabaja, si no que investiga, publica y da charlas sobre la Leishmania donde nos llaman, el colegio de veterinarios en Pontevedra, Madrid, etc. Es una zona endémica, esto dice que los animales que viven en el exterior tiene una incidencia muy alta de ella».

Esta enfermedad según destacó Herrero tiene tantos cuadros clínicos como individuos. Por ello hacen una medicina preventiva, ya que es más eficiente el prevenir que curar. «Cuando se realizan las vacunaciones nosotros hacemos un estudio permenorizado de cada individuo, no solo vacunamos, si no que vigilamos la seroprevalencia estrayendo sangre año a año. No solamente inmunizamos, si no controlamos su efecto, si están bien inmunizados y miramos si han estado en contacto con el parásito sanguíneo. Es un trabajo muy concienzudo pero la ciencia es así tienes que hacer las cosas bien».

En este inicio de la nueva normalidad desde Veterinarios del Sil no han notado casos de gente que ha evitado llevar a sus mascotas a la clínica durante el confinamiento. «Que yo sepa no, nosotros tenemos una gran ventaja, que es un 40% de clientes de una gran calidad, no hemos notado que haya habido gente que no haya podido venir por el tema este. Nos han llamado por teléfono».

Herrero no quiere olvidar que todavía continúan las restricciones en la clínica, por ello pide a sus clientes llamar antes de nada. «Llamad, os citamos previamente. No puede estar el veterinario esperando una tarde entera con la que está cayendo a que te vengan a comprar una pipeta para el perro, no estamos para eso. Llamad, se atiende a todo el mundo, lo que se necesite se obtiene, hablando se entiende la gente» destacó el veterinario.

Durante esta pandemia se habló del papel o de la ausencia de los veterinarios dentro de los comités científicos con un virus, el del coronavirus, que viene de parte animal, por ello también le preguntamos a Herrero. «Es el reflejo del prestigio que tiene la profesión entre las autoridades y el público en general. Siento ser crítico pero las cosas son como son. Salió el profesor Juan José Badiola, que fue el que investigó el mal de las vacas locas, diciendo que nosotros podíamos haber hecho en los laboratorios veterinarios los PCR'S que nos hubiera dado la gana» explicó el veterinario.

Finalmente Paco Herrero pide cabeza a toda la población. «Todavía estamos con problemas, la gente piensa ya en las vacaciones y el verano, luego llega octubre, nos cargamos de virus poco a poco y puede volver a liarse. Que el personal tenga cuidado, no está la cosa fácil».

Paco Herrero: «Hacemos un trabajo de medicina preventiva»