sábado 4/12/21

Los hosteleros ven una herramienta muy útil los códigos QR, aunque otra vez más se vuelven a sentir señalados por la administración

A partir del próximo viernes los hosteleros de la comarca estarán obligados a tener a disposición de todos los clientes un código QR con el que los usuarios puedan registrar su estancia en el local.

Todo irá a través de una app que sacó la Xunta de Galicia y estará a disposición de todos los gallegos, aunque desde el sector de la hostelería se lamentan de que una vez más sean los únicos que están obligados a disponer de esta herramienta.

«Estaría bien si todos la usaran»

Marcos González, gerente de Restaurante Piquiño, destacó que es una buena medida, siempre y cuando todo el mundo la use, pero no confía mucho en su aplicación durante el día a día.

Esto se debe en primer lugar a que la gente mayor no tiene conocimiento de las nuevas tecnologías o directamente no disponen de acceso a las mismas. Mientras que también cree que los jóvenes tampoco las usarán.

Respecto a los cambios de normas constantes en el mundo de la hostelería, Marcos González, afirma que se deben cumplir para que el COVID-19 sea historia lo antes posible.

Marcos González, de Restaurante Piquiño, espera no volver a tener que cerrar a causa de la pandemia

«Es nadar, nadar, nadar, llegar a la orilla y otro golpe»

Mercedes Vidal, de Casa Galaica, explica que esta medida es una traba más para el sector, subrayando que si todos los negocios se vieran obligados a utilizarlo funcionaría a la perfección.

A su vez confiesa, que la gente no va a emplear el sistema de registro a través de los códigos QR , detallando que las personas mayores pueden no tener acceso a los mismos en sus teléfonos, y los más jóvenes no van a querer dejar sus datos en el sistema de la Xunta.

Incluso para los hosteleros la creación de los QR está siendo complicada, siendo las asesorías las encargadas en muchas ocasiones de realizar todos los trámites.

Desde Casa Galaica, sienten su pesar tras 1 año con restricciones y cambios constantes, confirmando que «Estamos quemados».

Mercedes Vidal afirma estar "quemada" después de 1 año de prohibiciones

«Nos tuvieron que hacer el código desde la asesoría»

Jose Luis Casas es el gerente de Dulce y Salado. El barquense explica, como sus compañeros, que habrá mucha gente que no utilizará la App de la Xunta, pero no olvida que esta herramienta puede ser muy útil como ocurre en los países asiáticos.

El regente de este local de hostelería detalla que si se tiene una buena base de datos si tendría una buena utilidad, ampliando siempre a todos los sectores esta medida.

Jose Luis Casas, reclama que todos los sectores utilicen el sistema de registro por código QR

De nuevo las asesorías han sido providenciales para poder realizar todos los trámites. Casas comentó que sin su ayuda les hubiera sido complicado crear un código QR específico para su negocio.

Respecto al cambio constante de normas, prácticamente todas las semanas hay novedades, lo ve duro, reclamando que los bares y restaurantes no son los culpables de la pandemia.

«Si la gente usa los códigos QR puede ser positivo»