viernes. 09.12.2022

La vendimia ha comenzado con un mes de adelanto, respecto al año pasado, en la Denominación de Origen Valdeorras. Además los bodegueros tienen hasta el 13 de septiembre para  las verificaciones de aptitud de las partidas de vinos. Desde ese día y hasta el 18 de octubre se paralizarán las catas para no interferir con la vendimia. Estamos, por tanto, ante la época más fuerte de trabajo tal y como señala el técnico de la DO Santiago Pérez

SOMOSCOMARCA: Días de trabajo intenso, entre catas y el comienzo de la vendimia

SANTIAGO PÉREZ: Sí la verdad, las bodegas están apurando para embotellar, vigilando los controles de maduración para ver si la uva está lista. Comenzamos el día 14 de agosto, anticipadamente, pero hoy ya tenemos nueve bodegas ya funcionando.

SC: Casi un mes prácticamente de adelanto de la vendimia con respecto al año pasado.

SP: Si, la verdad es que en los últimos veinte años, no se había vendimiado en esa época. Pero bueno, es debido a la falta de agua y la concentración del azúcar, aunque tenemos una acidez un pelín elevada, pero la consideramos positiva.

SC: Una vendimia que es característica porque se prevé que se divida en partes.

SP: Hay que ponerle buena cara a las desgracias, y el 27 y el 28 de abril aquí en Galicia cayó una helada por lo que hubo que intentar recuperar conos que se habían perdido. Es decir, la vid tiene un sistema de reserva, lleva en lo que es la tierra unos 20.000 años y nosotros no vamos a enseñarla a vegetar. Entonces, ella misma vuelve a dar otros conos y frutas pero que tienen ese mes de atraso, por lo que vendimiaremos en dos tandadas.

SC: ¿Había ocurrido esto alguna vez en la DO?

SP: Pues yo llevo solamente 18 años, por lo que no puedo comentar mucho, pero hoy mismamente comentaba uno que su padre recordaba tener que vendimiar algún año en agosto. Pero nosotros ya veíamos venir ese anticipo.

SC: ¿Y cómo está siendo esta uva que está saliendo? Nos dice que con cierta acidez, pero como está siendo la que se conserva después de sufrir esos fenómenos meteorológicos.

SP: Pues la uva que está entrando en bodegas, ya tomando muestras en mostos, es excepcional. Sanitariamente, los hongos necesitan humedad y temperatura. Humedad no hay, temperatura hay excesiva, por lo que estos hongos no proliferan a mucha temperatura, y la sanidad es excelente y los caldos están teniendo unos índices de libro, y unas acideces como un pelín altas, porque como he dicho, no se produjo una combustión lenta, entonces la planta parece que no tiró todavía de ácidos, pero estos nos beneficia para que el vino no se haga pesado. Y las uvas que quedaron en segunda tandada ya cambiaron de color, están evolucionando, pero pasa, que también se previene el querer que esa evolución sea más rápida, el porqué, es por que hay menos ácidos.

SC: Lo que se conserva entonces, es un tercio de la producción

SP: Sí, digamos de alguna manera que esos conos secundarios traen un tercio de esa recolección, entonces vuelven a brotar y nos llegan tardíamente, pero también tenemos estos cuatro concellos donde no sucedió nada y entonces en esos la recogida es abundante. Este es el año más difícil de tratar dado que hay mucha diferencia entre las distintas variedades y unos concellos y otros. Pero bueno, con lo que tenemos hay que hacer grandes vinos para el mercado y para posicionarse de manera internacional y nacional, y aquí estamos, trabajando.

SC: La ola de calor, también está siendo característica  en esta primera fase de  la vendimia

SP: Sí, en esta primera fase vemos como hasta las grandes bodegas mandan vendimiar a los viticultores a las primeras horas del día. Pero la vendimia todavía acaba de empezar  y ya se pronostica con un 75%, que habrá lluvia  y sería fundamental para el campo y su producción.

Una vendimia que no ha hecho, por lo tanto, más que comenzar y que en esta ocasión será diferente a otras añadas.

Una vendimia en fases pero con uva de excepción