martes. 06.12.2022

La Xunta de Galicia declarará estas pinturas prehistóricas como Bien de Interés Cultural

La Xunta de Galicia incorporará al expediente para la declaración como Bien de Interés Cultural —BIC— el abrigo prehistórico de arte esquemática Pala das Cabras —Casaio—. Junto a este se incluirán otras tres pinturas halladas en la comunidad. Así lo anunció la arqueóloga y profesora de la Universidade de Vigo, Beatriz Comendador, en el transcurso de una conferencia en la jornada "Paisaxes tatuadas: a arte esquemática pintada no noroeste peninsular á luz dos novos achados". 



El BIC es la máxima figura de amparo que tiene Galicia para su patrimonio. «Estas pinturas pasarían a estar específicamente a la altura de la Catedral de Santiago y otros lugares con máxima protección», explica el descubridor, Fran Alonso. Esta declaración implicará un resguardo legal a nivel jurídico, pero además, reconoce su importancia y «les da un valor mayor».

Cabe destacar que todos estos descubrimientos ya contaban de manera genérica con dicha consideración debido a la existencia de una ley que reconoce todo el patrimonio rupestre. «Con lo que no contaban es con una catalogación específica que profundice en sus valores, su entorno y su delimitación. Ahora se hablará más de ellas y se abre la posibilidad a nuevos financiamientos».

Descubrimiento

Fue durante los primeros meses del 2019 cuando el equipo de arqueólogos e historiadores de Sputnik Labrego y Estela Arqueoloxía e Patrimonio SL, descubrían en en el municipio de Carballeda, junto con miembros de la Comunidad de Montes de Casaio, el mayor conjunto de pinturas esquemáticas de la época prehistórica en Galicia.


Visita al abrigo en el que se encuentras las pinturas. Foto Sputnik Labrego

El hallazgo se producía en el contexto del proyecto dirigido por Carlos Tejerizo, arqueólogo del Instituto de Ciencias del Patrimonio del CSIC, y Alejandro Rodríguez, historiador de la Universidad de Santiago de Compostela, cuando llegaban a las montañas de Casaio, Carballeda de Valdeorras, con la intención de analizar y documentar la Guerra y los restos de la antigua mina de Valborraz.

«Fue durante la investigación de un chozo de guerrilla. Miramos las paredes y vimos un ídolo oculado. Sabíamos que estábamos ante arte prehistórico», asegura Alonso. Unas pinturas que pertenecerían, posiblemente, al año 2000 Antes de Cristo.

Si desea escuchar la entrevista completa a Fran Alonso, pinche en el siguiente enlace:

Las pinturas de Casaio estarán «a la altura de la Catedral de Santiago»