jueves. 29.02.2024

Alfonso Ferreira emprendió hace tres días el Camiño de Inverno que hoy reabre a la nueva normalidad

«Tengo un historial extenso como peregrino. Solo me quedaba este por hacer». Así explica Alfonso Ferreira la razón por la que hace tres días, en Ponferrada, cogía su mochila, se calzó las botas y emprendió, por la ruta valdeorresa del Camiño de Inverno, su peregrinar a Santiago de Compostela.

Ferreira es miembro de Iacobus Tui y de la Asociación Galega de Amigos do Camiño, Agacs, por lo que pocos secretos guardan estas rutas para él, aunque es cierto que es la primera que hace tras la crisis sanitaria, su primera vez en la nueva normalidad.

El peregrino llegaba ayer a A Rúa de Valdeorras y, por el momento, ha optado por alojarse en hoteles, hostales y pensiones; una práctica que aconsejan las autoridades con el fin de evitar aglomeraciones en los albergues públicos. «Soy de albergue, pero la cosa está seria respecto a posibles contagios. En el albergue no se pueden guardar las distancias», detalla.

Ferreira es natural de Tui y asegura que todavía no ha visto a ningún otro peregrino. «Probablemente a partir de mañana (hoy para el lector) ya encuentre a alguno más», señala destacando que conoce a personas que lo han hecho y le habían hablado bien de esta ruta. «La única diferencia es que camino con la mascarilla, que por cierto, me sorprendió que en O Barco la llevaba todo el mundo», relata.

Desde la Asociación del Camino de Santiago a su paso por Valdeorras, destacan que se ha editado una guía para albergues y peregrinos con el fin de que ambos conozcan las medidas de seguridad que deben tomar. «Estamos poniéndonos en contacto con los albergues de la zona para conocer cómo se van a adaptar», asevera su presidenta Asunción Arias quien atestigua que ya hay peregrinos e incluso grupos que se están interesando por este trazado.

Precisamente, el alcalde de Vilamartín Enrique Álvarez Barreiro afirmó que el albergue está en perfectas condiciones y ya se ha hecho la limpieza. «El personal técnico está haciendo los avisos para colocarlos en el albergue y que los peregrinos conozcan las medidas de seguridad», declaró.

Lo cierto es que desde la Xunta de Galicia ya se ha informado que hoy abre el Camino de Santiago, los albergues y la Catedral de Santiago así como el centro de acogida. Pero, con el fin de evitar los contagios por coronavirus, la red pública ha decidido limitar sustancialmente el aforo de los albergues y abrir de manera escalonada. Sólo estarán disponibles la mitad de las plazas ofertadas habitualmente. Los establecimientos privados podrán ofrecer hasta el 75% de sus camas.

Entre las medidas, además, se pide que los peregrinos reserven de manera anticipada su plaza lo que también permitirá realizar un seguimiento en caso de contagio. Asimismo habrá señalización indicativa para garantizar las distancias en las zonas de uso compartido y se restringirá el uso de servicios comunes. Además, según la Consellería, se está terminando la instalación de cartelería informativa con las principales recomendaciones contra el coronavirus y facilitando a los establecimientos materiales de protección como geles y soluciones desinfectantes, papeleras de pedal, guantes o bolsas.

Respecto al Camiño de Inverno, Ferreira asegura que todo es positivo. «Un camino que hace diez años no conocía nadie y hoy en día está cogiendo pulso y puede convertirse en uno de los mejores», concluye.

La nueva normalidad del Camiño: hospedaje privado y medidas de seguridad