sábado 4/12/21

Los caminantes valoran su belleza y tranquilidad pero echan en falta más servicios durante el tramo desde Ponferrada hasta Valdeorras

El Camiño de Inverno a su paso por Valdeorras está en plena temporada. La estampa que dibujan los peregrinos sobre esta ruta jacobea es ahora diaria.  Son pocos, pero suficientes para advertir que el trasiego es constante. Una media de dos a tres peregrinos al día surca las sendas del Camino por la comarca.  Desde marzo, han ido pasando a «cuentagotas». Sin embargo, el comienzo de junio ya ha disparado la cifra de caminantes.



Hace tan sólo unas horas, el Camiño de Inverno en Valdeorras era recorrido por Álvaro Brito, Víctor Manuel Concepción y Joaquín García. Los dos primeros proceden de La Palma —Canarias— y, el tercero, de Madrid —si bien reside en la provincia de Toledo—.  Los tres salieron de Ponferrada y en una de sus etapas pernoctaron en A Rúa.

Sus  impresiones subjetivas retratan la realidad de esta ruta jacobea. «Es solitaria, silenciosa y bella», definen. Lo que más les ha encandilado, hasta ahora, son Las Médulas y la ribera del río Sil a lo largo de toda la zona.

Los peregrinos Joaquín García, Álvaro Brito y Víctor Manuel Concepción, en A Rúa

El único inconveniente es el implícito al hecho de ser una ruta jacobea tan joven. «Echamos en falta servicios e infraestructura», lamentan. Y es que los pocos establecimientos hosteleros que han visto desde El Bierzo hasta Valdeorras «estaban cerrados o bien no los había». También, consideran que haría falta algún albergue más, principalmente en el entorno de Las Médulas.



El motivo por el que eligieron el Camiño de Inverno responde al de la mayoría de los peregrinos que optan por esta ruta: escapar de las que están saturadas y vivir la experiencia de un camino auténtico y primitivo. «Nos apetecía huir de otras rutas abarrotadas», indicaron.

Álvaro Brito, que ya ha realizado otras rutas jacobeas por Galicia, cuenta como curiosidad que Canarias «se está potenciando el Camino de Santiago. Según las estadísticas, es la quinta Comunidad española que más realiza el Camino».



El testimonio de estos peregrinos atestigua que el Camiño de Inverno es una alternativa cada vez más elegida, si bien hacen falta más servicios e iniciativas destinadas a cubrir necesidades de los peregrinos.

Texto y fotografía: Susana Prieto

El Camiño de Inverno se revitaliza y registra ahora el paso diario de peregrinos