jueves 2/12/21

La central de A Veiga «almacenará energía para gestionar las renovables de la región»

Arturo Buenaventura, director de Hidráulica de Matgel, la empresa que espera instalar una central hidroeléctrica en A Veiga, asegura que el impacto medioambiental será mínimo

somoscomarca_aveiga_centralhidroelectrica_arturobuenaventura-directorhidráulicamedioambiente-magtel.
Arturo Buenaventura, director hidráulica Medio Ambiente en Magtel.

Hace unos meses se daba a conocer que la empresa Santa Eulalia Energía, filial de Matgel, solicitaba la construcción de una nueva central hidroléctrica en A Veiga. En ese momento asociaciones denunciaban cómo afectaría a la fauna y flora mientras que las empresas que ya trabajan en el lugar se oponían al proyecto. Arturo Buenaventura, director de Hidráulica y Medio Ambiente de Matgel, responde a estas dudas.

SOMOSCOMARCA: ¿En qué consistirá la creación de una central hidroeléctrica en el concello de A Veiga?

ARTURO BUENAVENTURA: Se trata de una central hidroeléctrica reversible con el objetivo de almacenar energía que contribuya a la gestionabilidad de las energías renovables de la región, favoreciendo de esta manera la penetración de las renovables en el camino hacia la descarbonización del sistema eléctrico. Se trata por tanto de un proyecto alineado con el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), con la Estrategia Nacional de Almacenamiento y con la Ley de Cambio Climático.

El proyecto consiste en conectar mediante una tubería subterránea los embalses de Prada y Santa Eulalia, ubicando entre ambos una central también subterránea de bombeo reversible, de manera que se pueda bombear agua del embalse Santa Eulalia al de Prada cuando haya excedentes de energía (típicamente en horas valle) y devolver al embalse de Santa Eulalia la misma cantidad de agua turbinándola cuando se necesite energía (típicamente en horas punta).

SC: ¿Qué inversión supondría?

AB: Se trata de un proyecto de gran envergadura por la importancia de la obra civil subterránea necesaria, así como por los equipos electromecánicos típicos de estas infraestructuras. La inversión necesaria de la central hidroeléctrica de Prada-Santa Eulalia se estima en 133 M€.

SC: ¿Qué plazos de trabajo tienen?

AB: Estamos en la fase inicial de la tramitación del proyecto y la misma se extenderá al menos durante los próximos 24 meses. Una vez conseguidas todas las autorizaciones necesarias, el proyecto prevé una fase de construcción de 36 meses más otros 6 meses de puesta en marcha.

Durante la fase de construcción se estima que el proyecto generará del orden de 320 empleos directos y durante los 50 años de vida del proyecto de otros 12 a 14 puestos directos para la operación y mantenimiento de las instalaciones.

SC: ¿Por qué han elegido el embalse de Prada?

AB: La elección de la ubicación viene condicionada por el hecho de que existen los embalses ya construidos de Prada y Santa Eulalia, que están a una distancia relativamente pequeña uno del otro y que entre ambos haya una diferencia de cota necesaria para este tipo de centrales hidráulicas reversibles.

SC: Hay otras empresas que ya operan en la zona, ¿cuál es su posición sobre esto?

AB: Existen otras empresas que operan las centrales hidroeléctricas a pie de presa en ambos embalses. La actividad de la central hidráulica de bombeo planteada no interfiere en estas otras centrales ya existentes ya que las centrales reversibles toman una cantidad de agua de un embalse para devolverla en el mismo punto, por lo que no consumen agua y por lo tanto no afectan a los caudales que desde las hidroeléctricas existentes pueden turbinar.

Se trata por lo tanto de un proyecto complementario y compatible con las hidroeléctricas existentes y que permitirá aprovechar de manera conjunta mejor y de forma más eficiente los recursos hídricos en los embalses ya existentes.

SC: Las instalaciones, ¿tendrían algún efecto sobre la fauna y flora de la zona?

AB: El efecto sobre la flora y fauna existente, y en general el impacto ambiental del proyecto, será mínimo, ya que la parte principal de la instalación son los embalses y éstos ya existen. El resto de la instalación será subterránea y los posibles efectos serán muy reducidos y temporales.

Como la autorización de este proyecto requiere de la declaración ambiental favorable por parte del órgano competente, quedará bien acreditada y justificada su viabilidad medioambiental.

La central de A Veiga «almacenará energía para gestionar las renovables de la región»