viernes. 19.08.2022

El exceso de vegetación trepaba hasta las viviendas y suponía además un riesgo de incendio

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil llevó a cabo una actuación para librar de silvas y exceso de vegetación del arroyo de A Rúa Vella hasta la zona de O Barrio. El Concello de A Rúa solicitó la mejora al citado organismo ya que el entorno se había convertido en «una jungla». La maleza trepaba hasta las viviendas, generando quejas entre los propietarios, además de entrañar un riesgo de incendio.



El alcalde del municipio, Álvaro Fernández, indica que la Confederación actúo «de forma rápida y eficaz, respondió muy bien». Detalló que la actuación era urgente «en todos los sentidos, por riesgo de incendios y, también, se precisaba desde el punto de vista estético y de salubridad».

Álvaro Fernández indicó que la Confederación Hidrográfica está atendiendo todas sus demandas y, en este sentido, cita también el acondicionamiento que ha realizado de una parte del entorno del río Sil, en el ámbito de A Reza y A Penela.

Además, solicitó a la Confederación la retirada de algas en el cauce del Sil, pendiente ahora de ejecución.



Al hilo de ello, dio a conocer que el Concello de A Rúa prosigue con las labores de limpieza y desbroce en el municipio y dando respuesta a las necesidades planteadas por vecinos y vecinas de la villa. «La respuesta a pequeñas necesidades básicas es inmediata, prácticamente en 24 horas», matizó.

Además, el Concello de A Rúa está acometiendo obras en la calle Pireira para la mejora de la pavimentación. La reforma fue iniciada por el por ya clausurado «obradoiro de emprego» que, debido a un retraso en los plazos de la obra, no llegó a concluirla.

«El pavimento está agrietado. La obra había quedado a medias y, en este momento, desde el Concello la estamos finalizando», concluyó.

La Confederación Hidrográfica libró de silvas y maleza el arroyo de A Rúa