viernes. 19.08.2022

Patricia López, directora del Centro de Día O Salgueiral aconseja mantener rutinas durante los días de confinamiento para estar activos

“Tienen que mantener rutinas muy marcadas porque aunque pensemos que no, las personas con Alzheimer o Demencia notan mucho los cambios”. Este es el consejo básico que aporta Patricia López, directora del Centro de Día O Salgueiral en estos días de cuarentena. Consejos dirigidos a aquellas personas que conviven con familias que sufren enfermedades como Alzheimer o Demencia Senil, aunque, tal y como señala López, cada paciente es diferente.

Asegura que, dentro de esa rutina, es esencial mantener el aseo diario y que las personas se arreglen. “Deben levantarse a la hora habitual, desayunar, asearse…Para no perder el sentido del tiempo ni del espacio”, detalla.

Dentro de las actividades a realizar, la directora aconseja tareas de estimulación cognitiva con elementos que tenemos en todos los hogares. En esta línea, en el centro de día utilizan el Método Montessori que, aunque se creó para los niños, es aconsejable también para adultos. “Tan sencillo como mezclar habas, garbanzos y lentejas, y que las separen. O en un cuenco de arroz introducir pequeños elementos para que los encuentre. Es un trabajo muy manipulativo que funciona muy bien. Un ejercicio muy básico pero les va muy bien porque trabajan la concentración, están entretenidos y es sencillo”, detalla.

También aconseja pintar, “los mándalas les suelen gustar” y ponerles música de su época, “es un recuerdo que no se pierde”, así como ayudar en las tareas más sencillas de la casa como barrer, recoger la ropa, doblar calcetines… “Son cosas sencillas y ellos están ocupados y además, también ayuda al cuidador a tenerles entretenidos”, advierte. “Nosotros le preguntamos en qué pueblo estamos, por su familia, por recetas”, detalla animando a impulsar el lenguaje a través de sencillas preguntas sobre temas que conocen.

En la misma línea se pronuncia sobre las conversaciones, aconsejando dar órdenes sencillas y claras, con un lenguaje no muy extenso. “Además deben saber situarse en el horario y en el día por lo que, al igual que hacemos en el Centro de Día, deben decirnos todos los días qué día es y que controlen las hora. Tener una conexión con el mundo”, detalla.

Otra de las actividades básicas es una tabla muy sencilla de ejercicios como levantar 10 veces los brazos hacia arriba o levantar las piernas sentado en una silla.

Reconoce que el cierre del Centro de Día ha sido acusado por los usuarios. “Sigo en contacto con las familias. Afortunadamente todos están bien pero sí que lo han notado”, ha asegurado mientras insiste en que no se puede “arrinconar” a las personas mayores. “Tienen que sociabilizar aunque no podamos salir de casa, que lo hagan con nosotros”, concluye.

“Las personas con Alzheimer o Demencia deben seguir manteniéndose activos”