miércoles 22/9/21
Larouco

Larouco, la majestuosidad de la naturaleza

Patrimonio, naturaleza y mucha historia es lo que nos ofrece Larouco

Hoy nos vamos a la parte más occidental de la comarca valdeorresa, a la localidad de Larouco; un descanso en el camino que une Valdeorras y Terras de Trives. Su naturaleza de paso y unión ha marcado el devenir del pueblo tal y como señalo el valdeorrés Antonio Castro Voces en su obra Larouco, tierra de paso. El principal atractivo del municipio de Larouco es su riqueza que se ha nutrido, a lo largo de la historia, del conocimiento de todos aquellos que pisaron sus tierras y de los intercambios de costumbres y técnicas que en este lugar se producían. Pues bien, precisamente este es el lugar que elegimos para parar hoy a descansar y disfrutar del buen clima que nos ofrece esta tierra bañada por el Sil, el Bibei y el Xares.

Trambasaugas donde se unen el Bibei y el Xares y se separan Larouco, O Bolo y Manzaneda

El lugar que ahora conocemos como Larouco ha sido poblado desde antiguo tal y como lo dan a conocer sus restos arqueológicos que todavía hoy se pueden visitar. Como ejemplos la zona de O Patal, o el O Castro do Alto do Viso coronado por el monte Viso, un magnifico mirador natural enclavado en un castro de época prerromana. No es el único del municipio puesto que también puede visitarse O Castrillón o Castro Cabanelas, situado en el límite con Petín. Lugares que nos transmiten la importancia que ha tenido Larouco a lo largo de la historia de la humanidad y que se reproducen en otros castros como el de O Poulo, Seoane y O Pombal.

O Castrillón, un lugar de extraordinaria belleza

Lugares que visitar y en los que aprovechar los días de verano para conocer este municipio surcado por el sonido de sus ríos y valles. Precisamente el discurrir de las aguas y las corrientes es música que suena en los conocidos como Codos de Larouco, el sinuoso trazado que ahora recorre la carretera que une Larouco con Pobra de Trives y que fue diseñado por los ingenieros romanos que vieron en este lugar una naturaleza espectacular.



Estos codos no son más que la respuesta a las fuertes pendientes existentes en esta zona y a los desniveles provocados por los ríos que atraviesan las altas y escarpadas montañas. Este hecho ha creado un paisaje insólito cuya parte más baja está 350 metros y la más alta a 600. Una zona a la que se engarzan los cultivos de la vid ubicados en terrazas. Es un buen sitio para hacer senderismo, por sus caminos en el monte y su vía romana, y también para darse un, más que refrescante, chapuzón.

Precisamente, para salvar ambos ríos,no se puede dejar de visitar el puente de Bibei, que forma parte de la Vía Romana XVIII, la conocida com Vía Nova. Realizado en granito, data de tiempos del emperador Trajano y ha soportado el paso de los años, vehículos y de la evolución del hombres. En sus proximidades hay un miliario datado en el año 80 d. C.

Nadie se puede ir de Larouco sin visitar la Iglesia de Santa María de Seadur, de origen románico aunque, después de las reformas, tiene toques barrocos. La portada, con pilastras estriadas, guarda también un frontón circular. Desde la misma se admiran los viñedos y las cuevas naturales que se aprovechan como bodegas. Y ya puestos a conocer el patrimonio religioso, lo mejor es llegar a la iglesia de Santa María en Larouco con planta de cruz latina y fachada y altar principal de estilo barroco.

No dudes en visitar Larouco, aprovechar los deportes al aire libre, conocer su patrimonio y disfrutar de todo lo que la naturaleza nos ofrece.


Comentarios
Larouco, la majestuosidad de la naturaleza