domingo. 02.10.2022
A Rúa

San Blas se festejó en Vilela con misa y procesión

La localidad de A Rúa reunió a vecinos de toda la comarca para participar en los actos religiosos en torno al abogado de la garganta

Valdeorras no pasó por alto el 3 de febrero, día de San Blas. Tal y como manda la tradición, Vilela —A Rúa— celebró la festividad, sacó en procesión al santo y concentró a vecinos y vecinas de la comarca para rendir culto al abogado de la garganta.

La procesión

El día soleado favoreció la participación, reuniendo en la capilla de Vilela a un buen número de fieles, tanto que la capilla se quedó pequeña para los fieles y una parte de los asistentes escuchó la misa en el exterior.

A la puerta de la capilla, escuchando la misa

La procesión discurrió por las principales calles de Vilela con cánticos y oraciones, que dirigió el sacristán y presidente de la Asociación de Vecinos de Vilela, Manuel Martínez.

Manuel Martínez, dirigió los cánticos y oraciones

La misa fue oficiada por el párroco emérito Severino Blanco que, en los últimos años, pese a estar jubilado imparte este acto religioso tan especial.

Severino Blanco impartió la misa.

En esta ocasión, tampoco faltaron las tradicionales rosquillas, a la venta junto a la capilla de Vilela.



«Venimos todos los años. A San Blas no se puede faltar», decía una vecina de la localidad vecina de Vilamartín. Si bien también hubo fieles de O Barco, Petín y otros pueblos de la comarca.

Los fieles se acercaron a San Blas

Una vez más, los asistentes indicaron que aún cuando San Blas es abogado de la garganta, «le pedimos para todo, para la salud en general».

San Blas siempre tuvo mucha fuerza en Vilela, aún cuando la patrona es la Virgen del Carmen. La historia del santo se remonta al siglo IV. Fue obispo y mártir de Sebaste (Turquía). Convirtió la cueva en que vivía en sede episcopal y desde aquella época lejana los enfermos solicitan su favor para sanar.

La tradición de patrono de la enfermedad de la garganta viene porque salvó a un niño que se ahogaba con una espina. 

El día de San Blas no pasó desapercibido.

Texto y fotografías: Susana Prieto

Comentarios
San Blas se festejó en Vilela con misa y procesión