miércoles. 07.12.2022

La primera semana de excavaciones en Valencia do Sil ya ha dado sus frutos

Una vez finalizada esta campaña, el equipo proyecta centrarse en las tareas de consolidación y valorización del sitio, de forma que se convierta en un recurso patrimonial de primer orden para la comarca
La primera semana de excavaciones en Valencia do Sil ya ha dado sus frutos

El equipo de Sputnik Labrego trabaja desde este pasado lunes, 23 de mayo, en su cuarta campaña de excavación en Valencia do Sil. Lo hacen acompañados por siete alumnos del Máster Interuniversitario de Arqueología y Ciencias de la Antigüedad de la Universidad de Santiago de Compostela que se encuentran realizando sus prácticas. Una semana de toma de contacto que ya ha dado sus primeros frutos. 

El principal objetivo de esta campaña es cerrar aquellos caminos abiertos en las anteriores. «Queremos terminar una de las grandes casas que fue abierta por Os Excarbadores y poder entender bien quién vivía ahí y cómo era su día a día», explica Carlos Tejerizo, director del proyecto.

Además, se sigue excavando lo que consideran una barriada. «Este año estamos intentando entender con una mirada más amplia para hacer un pequeño dibujo de lo que fue la vida en este Castro».

Pero sin duda, el deseo de Sputnik Labrego en estos momentos es poner en valor el yacimiento. Para ello, será necesario retirar las tierras que se han ido removiendo y que dificultan ver esta zona. «Queremos que la gente pueda ir a verlo, dibujar un yacimiento visitable y en próximos meses, consolidar las estructuras».

Una vez realizada esta tarea, se ubicarán carteles informativos en la zona. Pero antes,  se presentará a los vecinos. «Gracias a las analíticas y estudios que hemos podido realizar sobre el sitio, ya tenemos ideas bien definidas sobre la cronología de su ocupación, su funcionalidad y su interrelación con el territorio", afirma. Todos estos resultados serán presentados en una charla informativa que tendrá lugar el día 3 de junio a las 19:00 h. en el Centro Santa Lucía de Vilamartín de Valdeorras.

La primera semana de excavaciones en Valencia do Sil ya ha dado sus frutos