sábado. 10.12.2022

“Es una verdadera enciclopedia viva del arte de los últimos 60 años, tanto español como europeo”. Así define el artista e historiador valdeorrés Luis Enrique Rodríguez, Coquixo, al también artista barquense Jesús Díaz Ferrer, autor de los cuadros que componen la exposición-homenaje que hoy se inaugura. El Centro Cultural Santa Lucía de Vilamartín acogerá la muestra hasta el próximo 28 de enero, en horario de 19:30h a 21:00h, excepto miércoles.

Varios años lleva Coquixo estudiando la obra de este artista, que califica de “inabarcable”, porque estudiar a Díaz Ferrer “es como estudiar a diez artistas diferentes, en uno”. Conocido por su tendencia al surrealismo, éste significa sólo una ínfima parte de toda su obra puesto que “trabajó mucho durante toda su vida y vivió para el arte durante más de 70 años”.

Así que a Díaz Ferrer le dio tiempo a asomarse a todos los estilos, todas las técnicas, todas las tendencias, y a absorberlas como parte de su forma de trabajar. “Pintó mitología, pero también cuadros de marineros y pescadores, de carniceros, de la vida cotidiana de los mercados de París y Madrid, ciudades en las que vivió, pintó lo cotidiano pero también se asomó al mundo de los sueños”, explica Coquixo. Cuando los sentidos son tan sensibles, es difícil frenarlos, por eso Díaz Ferrer “llegó a pintar cada cosa que percibía”.

Y no sólo eso. También esculpió, grabó, realizó obras en casi cada campo del arte, y dentro de cada uno, “experimentó con millones de variantes”. Pero un artista tan completo, no fue profeta en su tierra, como suele suceder. Después de dos exposiciones-homenaje llevadas a cabo en Vigo y Ferrol, hoy se abre al público la exposición-homenaje que su tierra, Valdeorras, le brinda en su memoria, cuando está a punto de cumplirse un año de su fallecimiento, el 1 de enero de 2016.

El homenaje de su tierra al artista Jesús Díaz Ferrer