jueves. 11.08.2022

José, el último zapatero de San Xoán de Río

José Vázquez: «Había moita xente en Río, tiña tres zapaterías, quizáis o primero que a puxo fose eu»
somoscomarca_sanxoanderio_pepevazquez_pregonero_2022 (1)
José, el último zapatero de San Xoán de Río

Después de toda una vida unida al Concello de San Xoán de Río, en su oficio de zapatero, profesión que le llevó a recorrer numerosas localidades de la provincia y hasta la mismísima Villafranca, José Vázquez, muestra estos días su alegría después de recibir, a sus 92 años una sorpresa, ser el pregonero mayor de las fiestas. 

Ya jubilado, este zapatero de profesión fue el encargado de dar el pregón con motivo de las fiestas de San Xoán y llevar la alegría a la localidad después del parón obligado de la pandemia. Dentro del amplio programa de actividades, este vecino “ilustre” de Río pudo rememorar anécdotas y vivencias de juventud, en un emotivo pregón que sirvió a los mayores para recordar otros épocas y, a los más jóvenes, para conocer la historia de sus calles. 

Festa do San Xoán en San Xoán de Río (1)
Pepe recibe la placa de madera que le acredita como pregonero

“Había moita xente en Río, tiña tres zapaterías, quizáis o primero que a puxo fose eu; ademáis había outro señor e o Abel, pero eu era o que máis tiña”, recuerda José Vázquez, ‘Pepe’, quien acabaría cerrando su negocio al jubilarse. 

somoscomarca_sanxoanderio_pepevazquez_pregonero_2022 (2)
Pepe, junto a su hijo que lleva su nombre

Con la nostalgia propia de alguien que ha vivido toda su vida allí, ve con pena cómo ha cambiado el Concello, en el que apenas quedan servicios básicos. “Éramos moita xente e agora poucos e maiores”, reflexiona Vázquez. 

Cuando le preguntan por qué vida prefiere, no duda en decir que con la de antes cuando abundaba el comercio y los bares y había jóvenes en las aldeas. En la actualidad, explica, la mayor parte de servicios cerraron; únicamente queda uno y además había ultramarinos, farmacia y un médico para atender a los vecinos. 

somoscomarca_sanxoanderio_pepevazquez_pregonero_2022 (4)
Vive sólo y hasta siembra y cuida las plantas de su jardín

En el pregón también hizo un repaso por las dificultades de la época. “Cando xa se vendía pouco, fun aos mercados aínda que nunca deixei a zapatería”, comenta este zapatero, quien llegó “ata Villafranca e mesmo Puente de Domingo Florez” y que presume de ser quien más zapatos tenía, desde el “zapato fuerte”, también conocido como “zapatón de becerro”, para los labradores, a otro más clásico para mujeres y niños. 

somoscomarca_sanxoanderio_pepevazquez_pregonero_2022 (3)
Lleva dos muletas porque en los últimos tiempos tiene un problema de cadera

Tampoco el clima es igual, “non había carretera e caían nevadas que, ás veces duraban quince días”. 

El oficio de zapatero no fue el único que ejerció. También trabajó varios años como cocinero, donde demostró buena mano y fue muy querido por todos. “Porteime ben sempre e queríanme moito”. 

A sus 92 años, Vázquez no pierde el humor y la buena salud, afectada por el desgaste el tiempo. Según dice, “sempre estiven moi bien, casi non fun a médicos”. Únicamente en los últimos tiempos ha empezado a notar los achaques propios de su edad, como “desgaste de cadeira e artrosis”. Desde hace más de diez años es muy riguroso con la cena: «Cara ás oito tomo un bon tazón de leite ben quente con dúas onzas de chocolate Chaparro. Déixoas que se disolvan no leite e logo bótolle galletas, pero das boas, das de María. Vou cedo para a cama pero non me durmo ata as once. Gústame escoitar a radio antes de durmir».

somoscomarca_sanjoanderio_josevazquez_2022 (1)
Dando explicaciones en un momento de la conversación

 

Confía en que se pueda revertir el problema de despoblación y que San Xoán de Río vuelva a ser buena parte de lo que fue. “O alcalde preocupase moito do pobo; desde que está leva feito cousas moi boas”. Desde el Concello estudian hacerle un homenaje este mismo verano para agradecerle toda su vida, siempre vinculada a San Xoán de Río.

En el siguiente video puedes ver la conversación que hemos mantenido con Pepe.

José, el último zapatero de San Xoán de Río