miércoles. 28.02.2024

Los alumnos y profesores del IES Xermán Ancochea Quevedo de Trives son como una gran familia, en la que todos se ayudan mutuamente. Tener una ratio pequeña les permite que la atención sea más personalizada y que los alumnos tengan más posibilidades de poner en práctica los conocimientos teóricos.

El IES oferta el ciclo de grado medio de Instalaciones Eléctricas y Automáticas y el ciclo de grado superior de Sistemas Electrónicos y Automatizados. En estos ciclos hay alumnos que llevan la profesión en los genes —a alguno su abuelo le enseñó, ya desde pequeño, a cambiar los enchufes que se estropeaban en casa—. Pero, también los hay que no tenían muy claro su futuro laboral, que incluso abandonaron los estudios y pasaron por varios trabajos, y ahora vuelven a coger los libros para tener «un empleo y un sueldo mejor». También los hay que optan por este ciclo porque el sector de la electricidad está en continuo crecimiento y las empresas demandan constantemente profesionales.

Todos ellos, y muchos más tienen cabida en el IES de Trives, un centro en el que en torno al 100% del alumnado encuentra trabajo antes de que pasen seis meses desde que finalizaron sus estudios.

Los alumnos coinciden en que es un sector «con muchas salidas laborales» tanto en pequeñas y medianas empresas como en compañías punteras. Por ello animan a otros jóvenes a que se matriculen en estos cursos. Asimismo, la formación que se imparte en el Xermán Ancochea Quevedo no sólo habilita a los estudiantes a trabajar por cuenta ajena. También les capacita para montar su propia empresa.

Reconocen además que en estos ciclos se aprenden muchas cosas, no sólo trabajan con enchufes, cables o fusibles. A muchos de ellos, les apasiona la domótica, porque, dicen, que la automatización a pequeña escala «es el futuro».

De cambiar los enchufes que se estropeaban en casa con su abuelo a estudiar en IES...