domingo 29/5/22

La Rota condena al sacerdote Sánchez Cao a no tratar con menores hasta los 80 años

Además, el tribunal le ha revocado la facultad de confesar. “Esta Iglesia particular lamenta profundamente estos hechos y reitera su petición de perdón por el grave daño causado a las víctimas en su desarrollo humano y cristiano"

El sacerdote barquense Ángel Sánchez Cao ha sido condenado a no ejercer cargos que impliquen el contacto esporádico o habitual con menores de 18 años hasta el cumplimiento de los 80 años (actualmente tiene 68 años) y le ha revocado, por el mismo tiempo, la facultad de confesar. Una sentencia que llega tras haber sido investigado por supuestos delitos de abusos a menores en el año 1980, en el Seminario Menor de La Bañeza y que fue apartado en 2019 de las parroquias y del ejercicio público del ministerio.

Por medio de un comunicado, la Diócesis de Astorga informa de que se han investigado todas las denuncias recibidas contra este cura cuyos resultados, una vez concluido el proceso, fueron enviadas a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

“La Diócesis de Astorga está comprometida en la lucha contra los abusos sexuales, de poder y conciencia, así como en la protección de los menores y personas en situación de vulnerabilidad, tomando todas las medidas necesarias para la prevención de estas situaciones y de actuación cuando se han tenido noticias de hechos tan execrables”, destacan mediante nota de prensa desde el obispado.

En dicho comunicado informan de que se inició una investigación cuyos resultados, una vez concluida, se enviaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe que, tras el estudio del caso, levantó la prescripción de los delitos y, por establecerlo así el Código de Derecho Canónico, se inició un proceso administrativo penal cuya instrucción se delegó al Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostólica.

“Esta Iglesia particular lamenta profundamente estos hechos y reitera su petición de perdón por el grave daño causado a las víctimas en su desarrollo humano y cristiano. Al mismo tiempo muestra su respeto y acatamiento de las resoluciones canónicas, reitera su compromiso de apoyo a las víctimas dentro del marco normativo establecido, y se afianza en su propósito de seguir trabajando activamente para que los espacios eclesiales sean lugares seguros.

Cabe recordar que el sacerdote barquense desarrolló sus primeros años como sacerdote en el Seminario de la Bañeza, tras lo que pasó a ejercer en parroquias de A Veiga desde 1986. Después ejerció como párroco de parroquias de O Barco como Veigamuiños, Xagoaza y A Pobra. Además tenía otras cómo la de Arcos de Valdeorras, en el ayuntamiento ourensano de #Vilamartín de Valdeorras.

Sanchez Cao negó los hechos en todo momento y en junio de 2019 demandó por "injurias y calumnias" en un juzgado de Ponferrada a uno de los exseminaristas que le acusaron de estos abusos sexuales. El juez desestimo la causa.

La Rota condena al sacerdote Sánchez Cao a no tratar con menores hasta los 80 años