jueves. 29.02.2024

En la mañana de este sábado, 9 de abril, se celebraba la inauguración del busto en honor a José Antonio Gurriarán colocado en el Paseo del Malecón, a la altura de la Plaza José Otero. La figura está elaborada por el artista Xelo de Tremiña.

La encargada en iniciar el acto fue la concelleira de Cultura del Concello de O Barco, Margarida Pizcueta, que leía algunas de las obras escritas por el periodista, recordando algunos fragmentos que aparecieron en el programa de fiestas do Cristo.

Carlos Santos, periodista y sobrino del homenajeado, se encargó de repasar algunos aspectos de su vida, pero sobre todo, la devoción que tenía su tío por su profesión, el periodismo. «A finales de su vida sufrió un Parkinson muy agresivo que le fue mercado cada una de sus facultades físicas, pero no logro acabar con él. Si le quedaba una pestaña, movía una pestaña. Si le quedaba la mirada, utilizaba la mirada», explicaba

Además, quiso recordar a los hermanos de José Antonio Gurriarán que, como destacaba, «están muy emocionados. No porque se le ponga un memorial, sino porque se lo pongan aquí, al lado del arroyo».

Por su parte, el concelleiro de Deportes, Aurentino Alonso —en representación de Alfredo García— se encargó de mostrar los aspectos más profesionales del periodista. «Su manera especial de contar las cosas, apoyado de su bastón hicieron de él una imagen popular», afirmaba. Asimismo, el concelleiro, en colaboración con las dos de las familiares de Gurriarán, dejaron a la vista de todos los asistentes el busto del protagonista.

Fue el pasado miércoles cuando se llevó a cabo la colocación de la estructura, que hasta hoy no se descubría al público. «Es un relieve, no un busto completo. Lo hicimos a partir de una sola foto, por lo que esperamos que sea lo más parecido posible», concluía el artista.   

José Antonio Gurriarán ya cuenta con un busto en su honor, en O Barco