domingo. 26.06.2022

La “historia interminable” de la comunicaciones en Valdeorras

Paralización de la circunvalación de O Barco, enlaces que nunca llegan, trenes parados constantemente y paralización en la redacción de proyectos; las comunicaciones en Valdeorras parecen estar condenadas al ostracismo

Es la eterna denuncia de los vecinos y de los empresarios; las comunicaciones de la comarca de Valdeorras viven un eterno abandono que parece que nunca va a tener arreglo. La necesidad de la autovía que conecte El Bierzo con Ourense, la ansiada A-76, sigue chocándose contra muros de paralización y promesas que nunca llegan; pero a esto se une la situación ferroviaria de la comarca, entre otras demandas todas ellas justificadas para que los atractivos de la comarca puedan darse a conocer.

El diputado popular Celso Delgado es uno de los abanderados de la A-76 que sigue sin ver llegar las máquinas para su creación. Ha sido precisamente Delgado quien ha denunciado la adjudicación por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) de una auditoría de seguridad viaria del proyecto de construcción del primer tramo de la autovía, Villamartín de la Abadía-Requejo. “Se adjudicó en 2.500 euros y tienen nueve meses para hacerlo, cuando ya debería estar hecho”, destaca el diputado quien recuerda que el proyecto de trazado de este primer tramo de la autovía se aprobó en marzo de 2019. “Como mínimo las obras no podrán empezar hasta 2023”, asegura teniendo en cuenta que no se han adjudicado y que deberán esperar este nuevo trámite.

Pero no es esta la única denuncia que realiza Delgado respecto a las a-76. Y es que el tramo Requejo-A Veiga de Cascallá todavía no tiene proyecto de trazado, que debería estar finalizado desde septiembre de 2018. Las razones que se argumentan es la modificación para incluir el enlace en Biobra.  

En este mismo sentido, el diputado asegura que las partidas en los Presupuestos Generales del Estado, de este año son ridículas “y las respuestas a nuestras preguntas desalentadoras”, asegura.

Recuerda que la única alternativa para Valdeorras es la N-120, “que cuenta con 17 kilómetros, entre Valdeorras y Ourense, en los que no se puede adelantar. Tres años sin novedades”, recuerda y critica también que el enlace tanto de A Rúa como de Vilamartín es una promesa eterna que nunca llega. “Las comunicaciones en Valdeorras son deficitarias”.

Circunvalación O Barco

Pero no son estos los únicos proyectos parados y es que tal y como recuerda el diputado, las obras de la circunvalación de O Barco llevan más de un año paradas. La razón no es otra que una modificación del proyecto de un acceso, cuya alternativa actual se ve entorpecida por las obras de reforma de la avenida del Bierzo. “Este septiembre deberían finalizar los trabajos pero se destinaron 22 millones de euros y solo se han invertido 2,8”, denuncia.

Situación ferroviaria

La situación de los trenes y de las comunicaciones ferroviarias también son uno de los puntos más débiles de la comarca. De hecho, suelen ser corrientes las averías en los trenes y finalizar su viaje en autobús con el retraso que ello conlleva. En los últimos días se han denunciado averías en la catenaria entre O Barco y A Rúa.

En definitiva, averías, retrasos y promesas que nunca llegan a las comunicaciones de la comarca de Valdeorras.

La “historia interminable” de la comunicaciones en Valdeorras