miércoles 8/12/21

Las detenidas por el asesinato de Leticia llegan al Juzgado de O Barco

F.A., de nacionalidad nigeriana, y A.L.V, de origen brasileño, fueron detenidas el pasado martes, 16 de noviembre, como presuntas autoras de la muerte de Leticia Magalí Sanabria
Entrada al juzgado nº 1 de O Barco de las presuntas asesinas de Leticia Magalí Sanabria
Las detenidas por el asesinato de Leticia llegan al Juzgado de O Barco

A las 13.10 horas de este jueves, 18 de noviembre, las dos detenidas como presuntas autoras del  asesinato de Leticia Magalí Sanabria, Rosi, llegaban al Juzgado de O Barco de Valdeorras para prestar declaración ante el Juez encargado del caso. Fátima A. bajaba del vehículo en el que llegaba custodiada tapada con una capucha para evitar que la prensa le viera el rostro. Tras ella, se veía a A.L.V. 

F.A., de nacionalidad nigeriana, y A.L.V, de origen brasileño, fueron detenidas el pasado martes, 16 de noviembre, como presuntas autoras de la muerte de Leticia Magalí Sanabria, Rosi, hallada sin vida el pasado 10 de septiembre en su piso de la Avenida Conde de Fenosa de O Barco.

La Guardia Civil de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Ourense, dentro de la Operación "Horus" ha cerrado el círculo entorno a estas dos mujeres tras llevar a cabo las investigaciones pertinentes.

somoscomarca_detenida_asesinato_leticiamagali_juzgadosguardiacivil_2021-11-18 (3)Fátima A. llegaba tapada con una capucha a los juzgados 

El caso se inició el pasado 10 de septiembre, cuando la joven fue localizada sin vida y con signos de violencia. La autopsia reveló que Rosi murió por asfixia. Durante dos meses los agentes implicados en este caso analizaron minuciosamente todos los indicios, teniendo que recurrir a diferentes técnicas de investigación. Finalmente, concluyeron que fueron estas dos personas las presuntas autoras de los hechos.

Las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario. Ahora, las detenidas tendrán que declarar ante los magistrados para aclarar los hechos ocurridos aquel 10 de septiembre.

Muerte por asfixia

El pasado 10 de septiembre los servicios de emergencias del 061 de O Barco hallaban el cadáver de la joven Rosi en su casa de la Avenida Conde de Fenosa de O Barco con signos de violencia.

La familia sospechaba que un robo pudo ser el motivo de este trágico suceso. Así lo aseguraba su hermano, Marcelo Sanabria, pocos días después del fallecimiento en un canal C9N de la televisión paraguaya, de donde era natural Rosi Sanabria. 

La fallecida, de 28 años de edad, se trasladó a España hace tres años y trabajaba «de doméstica». Vivía junto a otras dos chicas en este piso de O Barco, «que no han querido hablar con mi otra hermana, que vive también en España», aseguraba por aquel entonces. 

El hermano explicaba en la entrevista que las noticias que tenían en aquel momento es que la joven fue localizada en su habitación con señales de violencia. Marcelo confesaba en el canal paraguayo que la noche anterior al suceso su hermana había llamado a su madre para contarle «que tenía una persona de confianza con quien iba al día siguiente» a realizar un depósito de dinero. «Tenemos la sospecha de que podría ser esta persona en quien ella confió quien la despojó de lo que ella tenía, y la mató».

Fue al día siguiente cuando la familia recibió la llamada en la que les contaban lo sucedido. «Nos dicen que su cuerpo tiene rastros de violencia y la causa sería ahorcamiento o asfixia».

Su cuerpo fue repatriado el pasado a Paraguay, donde fue enterrada el 29 de septiembre.

Las detenidas por el asesinato de Leticia llegan al Juzgado de O Barco