viernes. 19.08.2022

Unas goteras han humedecido la mitad del techo del templo

Desde el pasado 11 de febrero la Parroquia de Santa Rita de O Barco ha cerrado sus puertas ante las recomendaciones del Obispado de Astorga. Esto se debe a la aparición de unas goteras que, debido a las fuertes precipitaciones de los últimos meses, se han extendido por la mitad del techo de la iglesia.

Esto ha obligado a trasladar todos los oficios religiosos a la Iglesia de San Mauro hasta nuevo aviso para evitar posibles incidentes. «Hace dos años un trozo se cayó. Gracias a Dios no había nadie», explica el párroco, Don Tomás Rodríguez.



El Obispado ha indicado que, cuando las condiciones meteorológicas mejoren se realizará una cata que permita conocer el motivo de estas humedades. «Dicen que como en ese tiempo la pizarra se clavaba en el cemento, al no tener respiración, se pudre. Estamos esperando a ver cuándo pueden hacerla y qué gravedad tiene».


Imagen del techo este martes, 16 de noviembre, donde se aprecia la humedad en buena parte de la superficie

Las puertas del templo permanecen abiertas para que el techo se aire, aunque unas cintas prohíben el paso a los feligreses.

Cerrada la Parroquia de Santa Rita ante el peligro de caída del techo