miércoles 25/5/22
Porta da Vila Manzaneda

El concello de Manzaneda continúa con su labor de recuperar su muralla como atractivo turístico y patrimonial.

El pasado viernes, el concello mantuvo una reunión con Patrimonio para tratar de avanzar en el acondicionamiento de un nuevo tramo. Aunque el servicio no confirmó que vayan a realizar la obra o a ayudar en su financiación tampoco se negó a los trabajos. “Estamos negociando”, reconoció el alcalde Félix Domínguez.

El regidor confirmó que todavía no han realizado un proyecto del siguiente tramo a consolidar aunque si cuentan ya con un informe. La última fase del proyecto de recuperación ejecutada contemplo la consolidación de un tramo de 50 metros de longitud, próximo a la Casa Consistorial. Además, se creó un punto de información que incluye dibujos de la construcción y dividido en varios apartados donde se recoge la historia y sus características. Esta es la segunda intervención que se hace en el monumento y fue financiado con cargo a Planes Provinciales. Incluyó la limpieza de la muralla de piedra, así como la construcción de una zona de descanso bancos de piedra. También se iluminó para destacar el conjunto.

La primera fase fue financiada por Presidencia y consistió en la recuperación de la Puerta Falsa que se había derrumbado hacía unos años. Entre las dos actuaciones la restauración de la muralla ha sumado ya más de 100.000 euros.

La construcción posiblemente data del siglo XII, aunque las referencias más antiguas hay que buscarlas en el XIII. Con un grosor de cinco metros en la parte inferior y de 2.5 en la superior, aún conserva 150 de los 450 metros que tuvo originalmente. El Ministerio de Educación y Ciencia la declaró Bien de Interés Cultural (BIC) el 22 de abril de 1949. En la actualidad, tiene varias zonas en estado ruinoso. El abandono del que fue objeto posibilitó la construcción de casas y cuadras, estas últimas en desuso, acopladas a la fachada interior.

Manzaneda sigue luchando por el acondicionamiento de su muralla