martes 21/9/21

El Pizarras los Tres Cuñados afronta un partido clave

El Pizarras los 3 Cuñados afrontará esta semana una de las últimas citas de la temporada, la cual se antoja clave viendo el partido que disputarán en Narón, el Cidade de Narón y Guardo.

Los de Xocas Miranda se desplazarán hasta Sama de Langreo (Asturias) para enfrentarse al Santiago de Sama en un partido que se antoja complicado. El cuadro pizarrero es 2º con 40 puntos (70 goles a favor y 62 goles en contra) tras haber vencido al O Esteo por 2 goles a 3 en la pista de As Pontes y propiciaron que los barquenses sumasen 4 jornadas sin conocer la derrota pese a los continuos parones de la competición que, tras esta jornada volverá a parar.

Enfrente y como local el Santiago recibirá por primera vez en su casa al cuadro valdeorrés, y no le pondrá las cosas nada fáciles a los gallegos. El conjunto debutante este año en la categoría es una de las revelaciones dado que con mucha regularidad ha conseguido situarse en la 5ª posición con 32 puntos (76 goles a favor y 87 goles en contra) llegando a vencer en la segunda vuelta al líder casi intratable Zamora, los cuales les había inculcado un doloroso 13 a 1 en la primera vuelta. Esto demuestra el cambio relizado por el cuadro de Langreo respecto a la primera vuelta donde tuvieron una crisis de resultados.

Miranda técnico del conjunto barquense comentó que los parones no favorecen al fútbol sala valdeorrés. "Es una pena, desde el último partido en casa hasta el siguiente hay más de 1 mes de diferencia." también valoró el encuentro de este sábado. "Santiago junto a Zamora es uno de los conjuntos más difíciles de batir en su casa, allí sólo han perdido 2 partidos. Es un equipo que aquí nos dio muchos problemas, es muy físico, está muy bien colocado, quizás no propone mucho fútbol pero en el 1 contra 1 son fuertes.

Polideportivo de los Llerones, sábado 18 horas.

En la primera vuelta el resultado fue de 3 a 3. Christian será baja para este encuentro por motivos personales.

El Pizarras los Tres Cuñados afronta un partido clave