domingo 23/1/22

La enóloga Cecilia Fernández pone en marcha la venta a

domicilio de vinos de Valdeorras

Resiliencia. Una palabra muy repetida durante el estado de alarma y que nos anima, a todos, a adaptarnos a estos tiempos de crisis sanitaria y económica. Así lo ha hecho la enóloga valdeorresa Cecilia Fernández quien ha puesto en marcha un servicio de venta a domicilio de vinos de bodegas pertenecientes a la Denominación de Origen Valdeorras.

«La venta de vino no es mi negocio principal pero tenemos un espacio en la oficina y me gusta probar todo lo que se hace en la comarca”, asegura la enóloga quien destaca que durante el estado de alarma siguen trabajando con las bodegas, guardando medidas de seguridad, pero sin actividad al público. «En vista de que se extiende el confinamiento y que todo el mundo en casa estaba disfrutando del vino, me pidieron varios amigos que les enviará aquellos que yo recomendase», afirma Fernández recalcando que así comenzó esta idea. «Empecé a nivel conocidos, por eso no tengo todavía página web. De momento, a través del teléfono, (988 008 168/[email protected]) me dicen qué les apetece o que les gusta y les envío una pequeña selección», asevera. Ni más ni menos que adaptar su labor diaria a un estado excepcional.

Cecilia Fernández confirma que solo trabajan con caldos de Valdeorras y bodegas de la Denominación de Origen aunque el vino en concreto no esté dentro del Consello Regulador como ocurre con los rosados.

Aunque el proyecto comenzó como algo experimental, Fernández reconoce la necesidad de dar a conocer los vinos de la comarca en algunos mercados españoles en los que es más difícil entrar. Una dificultad que se suele dar en zonas con sus propias denominaciones de origen como Castilla y León o Valencia. «En las ciudades más grandes, que hay tiendas especializadas sí que hay mucho movimiento. Pero en zonas donde hay más denominaciones de origen cuesta más entrar. Hay mucho mercado todavía por abrir», puntualizó.

Asegura que el sector está preocupado por el futuro de las ventas. Y es que aquellas bodegas que vendían en el sector HORECA, Hoteles, Restaurantes y Cafeterías, han visto reducir el número de pedidos mientras que aquellos que venden en grandes superficies y supermercados han incrementado ligeramente las cifras pero sin llegar a suplir las de la restauración. La solución ha sido potenciar la venta por Internet pero, en zonas como Valdeorras con pequeñas bodegas, no todas las empresas pueden realizar este trabajo. «Yo tengo un espectro más amplio porque puedo tener vinos de varias bodegas. Con más madera, menos, tinto, rosado…», detalla.

«Igual nuestro negocio principal no es la venta, pero lo estamos haciendo como bien social; que la gente pueda tomar un buen vino de Valdeorras en el punto donde esté» , concluye la enóloga.

Vino valdeorrés “online”