lunes 29/11/21

Dos años ha estado el Club Peña Trevinca O Barco recorriendo el Camiño de Inverno y sus diferentes etapas, hasta llegar a Santiago este domingo

Dos años haciendo el Camiño de Inverno. Eso es lo que ha tardado el Club Peña Trevinca O Barco en completar este trazado a Santiago de Compostela, tal y como ha explicado su presidente Miguel Dacal y como puedes leer aquí. “Había gente del club que quería hacerlo por diferentes motivos, así que no decidimos a realizarlo por etapas”, ha señalado.

Participantes en la última etapa del Camiño. Foto: Club Peña Trevinca O Barco

El número de socios participantes ha ido variando a lo largo de las etapas. “Comenzamos unas 60 pero en las últimas hemos bajado a unos 15. También la pandemia del COVID provocó que muchas personas se echarán atrás”, afirmó Dacal.

El grupo comenzó en Ponferrada y desde ahí fueron completando todas las etapas a las que llegaban, desde Valdeorras, en autobús. “Cada fin de semana hacíamos una etapa excepto las dos últimas, las más lejanas que sale desde Laxe. En este caso y por el coste del autobús, hicimos sábado y domingo”, recalca. Así el pasado sábado recorrieron el camino que une A Laxe con Outeiro, unos 40 kilómetros. De este modo, el domingo llegaron a Santiago de Compostela para poder ir a la Misa del Peregrino. “Aunque fue imposible, porque el aforo estaba restringido” rememora el presidente mientras recalca que el domingo, el único inconveniente que encontraron fue la lluvia torrencial.



Un camino para disfrutar del paisaje

Dacal destaca la belleza del camino, “de las Medulas a Valdeorras es muy bonito aunque después hasta Montefurado hay mucha carretera”, ha detallado. “Hay zonas preciosas y la última etapa, desde A Laxe, es una maravilla, merece la pena hacerla”, explicó.

Participantes en la última etapa del Camiño. Foto: Club Peña Trevinca O Barco

Respecto a la señalización y logística del Camiño, el senderista destaca que está bien señalizado. “En algunas partes, incluso, hay caminos alternativos”, asevera.



Como siempre ocurre en los trazados a Santiago, una de las peculiaridades es conocer a otros peregrinos. También así le ha ocurrido al Club Peña Trevinca. Y precisamente estos otros peregrinos son quienes les han narrado la realidad del Camiño. “Nos encontramos a un chico que había hecho muchos caminos a Santiago y aseguraba que el Camiño de Inverno le salía caro porque apenas hay albergues, o en la parte de O Barco donde si vas al albergue de Xagoaza ya no vas al Barco a comprar o a visitarlo”, destaco el presiente quien reivindico que el trazo discurra por las zonas más bonitas de las ciudades y pueblos.

Participantes en la última etapa del Camiño. Foto: Club Peña Trevinca O Barco

En definitiva, una gran iniciativa del Club para conocer la historia, nuestro Camiño y colaborar entre los socios.


Una Compostela por etapas