martes 19/10/21

Las nuevas restricciones ponen freno a los peregrinos

Las medidas adoptadas en Castilla y León así como en Galicia ponen el peligro el paso de los peregrinos por el Camiño de Inverno

Es de todos conocido, que los peregrinos suelen elegir los meses de primavera y otoño para realizar alguna de las rutas del Camino de Santiago, como puede ser el Camiño de Inverno que cruza Valdeorras desde Ponferrada. Pero en ese atípico año, las constantes disposiciones adoptadas por las diferentes comunidades autónomas afectan de manera muy importante a este tránsito.

Las diferentes medidas, sobre todo las adoptadas por las comunidades de Castilla y León y Galicia, han provocado que la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago (FEAACS), afirme, «que no es el mejor momento para ir al Camino», y hace una llamamiento al peregrino, para que, «reflexione antes de emprender su aventura en estos tiempos». Y es que desde que comenzó la crisis sanitaria, los peregrinos se han encontrado con diferentes restricciones e inconvenientes que van, desde el confinamiento de municipios, al cierre de algunos albergues.



La FEAACS recuerda a quienes, a pesar de las restricciones, quieran hacer el Camino que «es necesario conocer la situación en cada uno de los tramos del Camino, qué tramos se pueden recorrer y cuáles no, restricciones de circulación, servicios disponibles, puntos de información y dónde se puede pernoctar».

Bien es cierto que el Camiño de Inverno es el mayor beneficiado en este sentido, dentro de las diferentes rutas a Santiago. El motivo es que es uno de los menos concurridos, por lo que es difícil que los peregrinos se unan en grupos. Además, la falta de infraestructuras ha provocado que muchos se vean obligados a alojarse en hoteles y hostales, lo que conlleva que no convivan con otras personas.

Las nuevas restricciones y la incertidumbre de la situación sanitaria y económica pone en peligro la celebración, el próximo año, del Año Santo Jacobeo.


Las nuevas restricciones ponen freno a los peregrinos